¿Qué es la criptografía? La base para el nacimiento de las criptomonedas

¿Qué es la criptografía? El método definitivo de las criptos

La protección de la información siempre se ha visualizado como una necesidad, ya sea por temas de seguridad o, sencillamente, de privacidad.

Desde la segunda guerra mundial, una guerra más tecnológica que la primera o la guerra fría, la parte de codificación de las órdenes fue elemental.

A causa de ello, más allá de los enfrentamientos militares y los operativos, habían actores que llevaban sus propias batallas para descubrir los próximos movimientos enemigos. Más o menos, como en Battlefield o ajedrez, pero más intenso. 

En consecuencia, ya fuese en forma de ingenieros o espías, su misión principal era descifrar el mensaje en clave de los enemigos

Inclusive, en las épocas de Julio César, un militar romano, se llevaban a cabo de maneras más sencillas, pero astutas.

Un ejemplo de ello es el cifrado césar, el cual consistía en desplazar una letra (Ej. S) a las tercera que le sigue (Ej. V). Obviamente, lo anterior tenía como fin proteger mensajes de importante contenido militar. 

Ante ello, vemos que los esfuerzos de codificación han existido desde la antigüedad. Por supuesto, cada vez se han hecho más refinados, especialmente ahora, en una era totalmente digital donde la mayoría de procesos los realizamos a través de internet. 

De ahí, lo fundamental que resulta uno de los conceptos más claves dentro del escenario de las criptomonedas: la criptografía.

Ajústate el cinturón, porque hoy realizaremos un recorrido breve sobre qué es y cómo funciona la criptografía.

¿Qué es la criptografía?

La criptografía es el proceso de convertir un texto o una acción específica (ej. Transacciones) a un resultado inteligible para una persona o sistema no autorizado. 

En otras palabras, es un método de almacenamiento y transmisión de datos de una forma determinada, cuya finalidad es que sólo los destinatarios puedan leerlos y procesarlos. 

Se basa principalmente en algoritmos matemáticos y la práctica de la informática. Adicionalmente, tiene diferentes utilidades, tales como proteger datos de robo o alteración y autenticar usuarios.

Sus mayores aportantes fueron Claude Shannon y Warren Weaver, quienes, en los años 40, propusieron la teoría de la información que, en resumen, explica cómo funciona la transmisión y procesamiento de la información. 

En el universo de las criptomonedas, esta técnica ha sido la base esencial para proporcionarles una naturaleza descentralizada, segura y anónima. Ciertamente, debido a que codifica y decodifica los datos de una red sin requerir a una autoridad central (ej. un banco). 

Lo anterior, puede hacerlo por medio de hardware o software, como los protocolos o algoritmos que conocemos hoy en día. 

¿Para qué sirve la criptografía en las criptomonedas?


La criptografía moderna se ocupa de cuatro aspectos: 

    1. Confidencialidad: La información no puede ser entendida por nadie que no esté incluido en el proceso. 
    2. Integridad: La información que se envía no puede ser alterada. 
    3. No repudio: provee garantía al receptor de una comunicación en cuanto que el mensaje fue originado por el emisor y no por alguien que se hizo pasar por este. Además, previene que el remitente o emisor del mensaje afirme que él no envió el mensaje.
    4. Autenticación: El emisor y el receptor pueden confirmarse mutuamente. Es decir, pueden asegurar que son usuarios reales y no máquinas o estafadores. 

Por tanto, los aspectos anteriores, tienen por finalidad:

    • Garantizar la seguridad de las transacciones y los participantes que ocurren dentro de la red.
    • Proteger los posibles doble gastos. 
    • Verificar la transferencia de activos digitales y tokens. 
    • Controlar la transferencia de activos digitales y tokens. 

¿Cómo funciona?

 

De un modo simple, la encriptación se puede reducir a tres procesos: 

    1. El remitente encripta u oculta un mensaje usando un tipo clave. 
    2. Posteriormente, este mensaje cifrado se envía al receptor.  
    3. Finalmente, el receptor lo descifra para generar el mensaje original. 

En un caso real, imaginemos que un policía es llamado a un escena del crimen. Para informar de la situación a su superior, lo hará mediante unos códigos o claves preestablecidas por ellos.

Al utilizarlos, está encriptando el mensaje, de manera que sólo lo entenderán los que conozcan ese lenguaje. 

Después de ser comunicado el mensaje por medio del móvil o teléfono, el superior recibe el informe. Con su previo conocimiento del lenguaje que utilizó el policía, comprende el mensaje (lo descifra) y le indica su función en el sitio. 

Como podemos ver, en la criptografía, la clave secreta es lo más esencial, ya que hacen que el mensaje o valor sea ilegible para un lector o destinatario. 

Por ende, si somos personas que no tenemos nada que ver con la policía, no entenderemos a qué se refieren. De esta forma, la información queda secreta. 

Ahora, existen diversos sistemas criptográficos, de manera que hay una amplia gama de posibilidades de uso dentro de las criptos.

¿Qué es la criptografía? El método definitivo de las criptos

Tipos de criptografía utilizadas en criptomonedas

En general, se utilizan tres tipos de técnicas criptográficas. 


Funciones Hash

En oportunidades anteriores, hemos podido profundizar sobre qué son las funciones hash y las cadenas de hash, propias, en un inicio, de Bitcoin. 

Sin embargo, a grandes rasgos, es un algoritmo que no utiliza ninguna clave secreta. 

Por esta razón, su objetivo es cifrar las transacciones de los bloques anteriores, con base en una longitud fija de texto. A través de este cifrado, se hace imposible recuperar el contenido sin codificar. 

Este tipo de método es muy utilizado para minar. 


Criptografía simétrica o de clave privada

Esta técnica consiste en que tanto el emisor como el receptor, comparten una única clave (claves simétricas), tal y como el proceso de comunicación de un policía con otro. 

De este modo, el emisor utiliza esta clave para cifrar su mensaje y enviar el texto cifrado al receptor.

Una vez que llegue el texto cifrado al receptor, aplica la misma clave para descubrirlo. 

Es relativamente sencillo, pero tiene sus desventajas, puesto que:

    • Exige que el emisor y el receptor tengan un acuerdo previo sobre la clave a utilizar.
    • En caso de que sean muchas operaciones, la cantidad de claves que se deben memorizar son numerosas.


Criptografía de clave pública 

También llamada criptografía asimétrica, es un método propuesto en 1976 por Whitfield Diffie y Martin Hellmon. Su propósito es el de resolver las desventajas de la criptografía simétrica.

Para ello, utilizan dos tipos de claves relacionadas: clave pública y privada. 

  • La clave pública puede ser publicada libremente y es utilizada para el cifrado de los mensajes. En consecuencia, sería como el código morse. Todas las personas podemos aprender a utilizarlo porque se conoce la forma en la que se encriptan los mensajes.
  • Sin embargo, para descifrar el mensaje, se utiliza una clave privada que permanece en secreto para no comprometer la confidencialidad de los mensajes. 

Poniendo otro ejemplo, es como si quieras mandarle un mensaje a tu amigo Alexander. Para encriptarlo, harás uso de una clave pública (Ej. Código césar).

Sin embargo, para descifrarlo, deberás emplear tu propia clave o una clave generada y consensuada por ambos. 

Los dos últimos tipos, son utilizados para generar certificados digitales de una transacción.

Por ende, las claves son muy parecidas a una firma digital que permite asegurar una operación.

Hasta aquí llegó nuestra travesía.

Si estás interesado en leer más artículos asociados con las novedades del universo de las criptos y sus conceptos básicos, puedes cliquear encima de las temáticas de abajo.

Si quieres sumarte a esta asombrosa aventura de las criptodivisas, puedes dirigirte a nuestra página principal y consultar nuestros servicios.

Nuestro equipo de soporte siempre estará dispuesto a resolver tus dudas y apoyarte en lo que necesites.

¡Hasta la próxima!

banner compra bitcoin Bitnovo

Te puede interesar…