¿Qué son los micropagos?

Qué es un Micropago
8 min read

Actualmente los micropagos son una de las transacciones más utilizadas ya sea en el banco, en casa, con FIAT o criptomonedas. Tal vez hayas escuchado hablar de ellos. Si quieres aprender cómo funcionan en este artículo te lo contaremos todo.

Un micropago es el sistema utilizado por un usuario para enviar pequeñas cantidades de dinero. Se consideran micropagos las cantidades desde céntimos hasta 10 dólares. Podemos encontrarlos en diversos formatos, ya sea en físico como en las máquinas expendedoras o el más común, online. Los micropagos de forma electrónica pueden realizarse a través de tarjetas prepagos, cuentas virtuales o servicios como las criptomonedas.

 

 

Origen de los micropagos

Aunque el mundo de las criptomonedas es algo relativamente nuevo para la economía, los micropagos ya existían desde hace muchos años. Para hacernos una idea los micropagos vienen de los negocios físicos con gran volumen de ventas. Un buen ejemplo serían negocios donde los productos son poco costosos como las máquinas expendedoras.

Los micropagos llegaron al mundo digital para el año 1980. Se introdujo en los primeros servicios on-line como el pay-per-clic (pago por clic) del sistema alemán Btx. Sin embargo, no fue hasta el año 1990 que gracias a la llegada de Internet y los comercios electrónicos comenzó el auge por este sistema. Esto debido a que muchos servicios tecnológicos requieren un pago pequeño como el leer una revista o artículo o el poder descargar un libro o una canción. Por ello muchas empresas comenzaron a adoptar estrategias de micropagos con el objetivo de ampliar su adopción.

Un ejemplo de modelo de micropago exitoso de esa época fue PayPal, aunque en la actualidad aún se sigue utilizando. 

El origen de los micropagos en el mundo de las criptomonedas inicia en 2008 con la idea de Satoshi Nakamoto de convertir Bitcoin en una moneda alternativa capaz de reemplazar el sistema bancario tradicional y los sistemas monetarios ya existentes. 

Para lograr esto, la nueva moneda tendría que ser accesible para los ciudadanos de cualquier territorio y tenía que ser fácil de usar en la vida diaria. Aunque Bitcoin va evolucionando cada día y aumenta sus usuarios constantemente, aún tiene un camino que recorrer para convertirse en una moneda de uso diario. 

No obstante, existen una serie de características que la moneda ha implementado para acercarse cada vez más a su meta. Se trata de los micropagos. Bitcoin no es la única criptomoneda en hacerlo, ya que la gran mayoría coincide en que es una forma de brindar accesibilidad generalizada a los wallets digitales.

Qué-es-un-Micropago

¿Cómo funcionan los micropagos en las criptomonedas?

Las criptomonedas llevan la delantera en cuanto a la implementación de este método de pago. Esto se debe a que es una de las formas más rápidas de lograr una mayor adopción. Para ello se reduce el coste de las transacciones permitiendo las transacciones directas entre ambas partes y dejando de lado el uso de intermediarios.

Además de ahorrar el pago de los intermediarios existe otro coste involucrado. Este es el coste de la infraestructura de blockchain. Este coste suele ser más bajo que en las transacciones tradicionales. Estos sistemas de micropagos pueden combinarse con otros servicios ofrecidos en la blockchain como smart contracts o sistemas de control de derechos de autor. Como ejemplo, encontramos compañías de criptomonedas como Steem.

Los micropagos no solo ofrecen la posibilidad de transferir dinero, sino que también ofrecen seguridad. Esto se debe a que si un usuario quiere realizar un pago por internet, pero no quiere revelar los datos de su tarjeta de crédito al establecimiento vendedor puede utilizar un eWallet. Así los usuarios evitan revelar sus datos bancarios por cada microtransacción que deseen realizar. A través de este método el comprador solo tiene que iniciar sesión y elegir el método de pago deseado.

Esto significa un gran avance en la percepción generalizada de las criptomonedas, ya que un sistema tan complejo se convierte en algo accesible para todos los usuarios. De este modo las criptomonedas se insertan cada vez más en el mundo de las finanzas digitales. Todo ello con el objetivo final de hacer el uso de la criptografía un sistema más alcanzable para los comerciantes y consumidores. 

Con los micropagos se ofrece una solución de pago instantánea y segura además de económica. Poco a poco las criptomonedas se van introduciendo en nuestro día a día, ya sea para comprar un café, una canción en internet o simplemente realizar transferencias.

Qué-es-un-Micropago

Herramientas de micropagos con Bitcoin

Bitcoin se ha convertido en una de las criptomonedas especializadas en micropagos gracias al desarrollo de Lightning Network, la red especializada de micropagos en Bitcoin. Si quieres aprender más sobre esta red puedes leer nuestro artículo detallado sobre Lightning Network.

Ya son varias las herramientas que han aprovechado estas ventaja y a continuación veremos algunas de las principales:

 

    • Bitwall. Se trata de un sistema de pagos por visualizar contenido on-line a través de micropagos con Bitcoin. Con Bitwall los editores pueden instalar muros de pago que ofrecen distintas opciones de pago a los usuarios que quieran ver el contenido del creador. No solo se acepta el pago en Bitcoin, también pueden pagar en dólares. El monto mínimo establecido en la plataforma es de $0,01 por leer un artículo.
    • Bitcoin Fax. Se trata de un servicio de fax a través de internet a cualquier lugar sin requerir ninguna suscripción. Solo debemos introducir el número de fax, cargar el documento PDF y enviarlo. Básicamente se trata de una herramienta para sustituir los servicios de fax en línea que requieren suscripciones costosas. Como era de esperarse, los pagos en esta plataforma son micropagos en Bitcoin y las tarifas de envío varían desde 11 céntimos hasta $7,58 en países como Afganistán.
    • Blockcypher. Se trata de una API de microtransacciones que permite los pagos en Bitcoin de forma fácil y económica. Es una compañía enfocada a ofrecer un servicio que facilite a sus usuarios las microtransacciones y su emisión en la blockchain ahorrándose los gastos de comisión. El emisor y el receptor de la transacción puede comprobar el estado de la misma a través de live.blockcypher.com. Esto gracias a que las transacciones son registradas instantáneamente en la blockchain. Para comprobar el estado de la misma solo necesitan introducir la dirección de la transacción.