¿Qué es Ósmosis?

¿Qué es Ósmosis?
14 min read

Hoy es el turno de develar que es Ósmosis, la red que parece ser la última moda, u obsesión, del entorno conocido como “Crypto-Twitter”.

El crecimiento del ecosistema DeFi y, podría decir, la adopción crypto y sus récords, no hubieran sido alcanzados sin la invención de los exchanges descentralizados, conocidos por las siglas “DEX”.

Ósmosis, fue pensado en un principio como un DEX que hiciera las veces de conector o puente entre las distintas redes del ecosistema de Cosmos. Pero el desarrollo de su idea, los llevó más allá de lo planeado…

¿Qué es Ósmosis?

Ósmosis es una red, desarrollada por medio del SDK (kit de desarrollo de software) de Cosmos, utilizando la infraestructura brindada por este gigante, que busca ser un puente entre las distintas blockchains de este ecosistema. 

A la vez, Ósmosis es un AMM, o en palabras más simples, un exchange descentralizado, en el cual podemos intercambiar monedas de las redes a las cuales conecta.

Veamos cómo logra sus objetivos esta red.

 

¿Cómo funciona Ósmosis?

Por medio de la tecnología conocida como IBC, Ósmosis soporta depósitos y retiros desde y hacia, entre otras, las siguientes redes:

    • Terra Network
    • Secret Network
    • Cosmos Network
    • Juno Network
    • Akash Network
    • Comdex

Lo más interesante es que, una vez que depositamos nuestras monedas en Ósmosis, estamos dentro de una blockchain cuyas transacciones son gratuitas.

Podemos por ejemplo, depositar SCRT desde Secret Network, cambiarlos en el DEX de Ósmosis por UST, sin costo, y retirar de Ósmosis a Terra en cuestión de minutos. Fascinante.

Pero, antes de continuar con las bondades de Ósmosis, te explicaré de que se trata este concepto de AMM. Si ya lo sabes, simplemente sigue bajando y aprendiendo sobre Ósmosis.

¿Qué es un AMM?

AMM es la abreviación de la frase “Automated Market Maker”, que podríamos traducir al español como “Creador Automático de Mercado”. Bien, llegamos a la traducción, pero ¿qué quiere esto decir?

Entendámoslo respondiendo las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo logra un exchange centralizado obtener liquidez?

Simple, él o los dueños consiguen una inversión inicial y se hacen de las criptomonedas que deseen ofrecer. De esta manera los usuarios disponen de liquidez para comprar y vender criptos.

Ahora bien, esto es diferente en DeFi donde los dueños son los usuarios, y es aquí donde aparece la magia de los AMM.

  • ¿Cómo consigue liquidez un exchange descentralizado?

Estos tipos de plataformas vieron la luz de la mano de Bancor y se volvieron “mainstream” tras el éxito de Uniswap

Para conseguir la liquidez necesaria para funcionar, se valen de los pooles de liquidez, dónde los usuarios son los encargados de proveer la liquidez.

  • ¿Cómo funcionan la liquidez pooles de los AMM?

Estos pooles se componen de dos monedas y ambas, por medio de algoritmos y distintos mecanismos, deben mantenerse en un equilibrio de 50 y 50 en cuanto a montos nominales en dólares.

Me refiero a que, si tenemos un pool de DAI y ETH, y la liquidez total del pool es de 100.000 dólares, 50.000 dólares deben corresponder a DAI y los otros 50.000 a ETH.

  • ¿Qué puede hacer un usuario gracias estos pooles?

Simple, comprar y vender sus monedas. Siguiendo el ejemplo anterior, supongamos que un usuario se dirige a ese pool e intercambia 10 ETH e imaginemos que valen unos 40.000 dólares, por unos 40.000 DAI. En ese momento, el pool quedará desbalanceado, habrá un exceso de 40.000 dólares en ETH y un faltante de 40.000 en DAI. Y allí es donde la parte automática de la sigla AMM entra en juego.

El pool ofrecerá una oportunidad, que suele durar segundos, en la cual ETH, se vende más barato que al precio del mercado para atraer compradores/arbitrajistas y volver a estabilizar el pool.

  • ¿Qué sucede con quienes aportaron liquidez?

Ahora, miremos la otra parte. Supongamos que has aportado liquidez al pool del ejemplo. Si ETH sube de precio, el algoritmo del pool propiciará la venta de ETH para balancear el pool, por lo tanto tendré más DAI pero menos ETH en cuestión de nominales. En caso contrario, si ETH baja de precio, se dará el movimiento opuesto.

Y ese es el famoso «Impermanent Loss» o riesgo impermanente de los pooles de liquidez. Si hubiera dejado esos ETH en mi wallet, seguiría teniendo la misma cantidad.

Ahora que hemos entendido de dónde viene la liquidez y que sucede cada vez que hacemos un «trade» en Ósmosis, avancemos con su plataforma.

¿Qué es Ósmosis?

¿Qué nos ofrece Ósmosis?

Para entender que nos ofrece Ósmosis, como usuarios, debemos comprender sus dos facetas. Por lo tanto, analicémoslas por separado.

 

Ósmosis, la blockchain

Como comenté en un principio, este proyecto nació con la idea ser un AMM dentro de Cosmos, pero terminó utilizando el SDK provisto por este ecosistema de redes. En definitiva, Ósmosis terminó montando su propia blockchain sobre esta estructura.

Tratándose de una cadena de bloques dentro de Cosmos, sabemos que su consenso es el de Proof of Stake. En consecuencia, quienes validan las transacciones y crean los bloques de la red, son justamente los validadores. 

Luego encontramos a los usuarios promedio, quienes pueden delegar o stakear sus tokens con los validadores a cambio de un jugosa recompensa. Si bien Ósmosis utiliza el consenso de Tendermint, tal como Terra, Secret o Cosmos, ha aplicado criterios diferenciales. Veámoslos.

 

Particularidades del consenso de Ósmosis

Lo primero que debemos mencionar el período de producción de nuevos tokens de la red. A diferencia del resto de las blockchains del ecosistema Cosmos, que producen nuevos tokens con cada bloque, en Ósmosis existen “epochs”.

Estas épocas, duran 24 horas y una vez que finalizan es cuando las recompensas son entregadas a validadores y quienes delegan con ellos. Vale aclarar, que estas recompensas se materializan en el token de OSMO.

Por otro lado, el período de “unstaking” o el lapso que debemos esperar para recuperar nuestros tokens delegados a validadores de la red, no es el clásico de 21 días. Retirar nuestros OSMO delgados, nos acarreará un perído de 14 días de espera.

 

Particular distribución del token nativo, OSMO

Al final de cada “epoch” se realiza la distribución de OSMO, pero ¿en qué medidas? En las siguientes 4:

    • 25% – Rewards por staking, para validadores y delegadores
    • 25% – Vesting para desarrolladores
    • 45% – Incentivos de liquidez
    • 5% – Community pool, para costear nuevos desarrollos y alianzas

Quizás llamé la atención el punto 3 y su importancia dentro de la distribución. Pero hay dos cuestiones a destacar: lo primero es que, tal como vimos en el apartado anterior, lo más importante para un AMM es tener liquidez. Ahora sabemos de dónde viene ese liquidez, por lo tanto hay que mantener incentivados a quienes aportan liquidez.

El segundo punto es que, quienes posean el token de OSMO, son quienes pueden ejercer las opciones de gobernanza sobre el protocolo y la red. Esta función es sumamente importante para el funcionamiento descentralizado de Ósmosis.

 

Distribución a lo largo del tiempo

La cantidad de OSMO a distribuir alcanza la cifra de 1 billón. A estos fines, el equipo planteó que cada 365 días, el número total de OSMO a repartir se reduzca en un tercio. De esta manera, los tokens serán distribuidos por unos largos 9 años.

 

 

 

Ósmosis DEX – AMM

El objetivo del equipo detrás del desarrollo de Ósmosis, desde un principio, fue crear un AMM que permitiera conectar a las redes del ecosistema Cosmos.

Ósmosis Zone, el laboratorio al cual nos invita el simpático científico de Ósmosis, es el resultado de este primigenio objetivo. Observemos que tiene para ofrecernos.

  • Trade

La opción básica. Una vez que ingresamos nuestros tokens, vía IBC, a la red de Ósmosis podemos intercambiarlos por otros tokens. Lo destacable de este trade, más allá del excelente precio de cambio, actualizado vía oráculos, es que el costo es gratuito.

Esta opción, más la cantidad de intercambios posibles, lo volvieron un pieza clave en el universo de Cosmos.

  • Pool

La contracara de cada swap, es un pool de liquidez. En esta sección, los usuarios pueden elegir entre más de 68 pooles a los cuales aportar distintos pares de monedas.

Los beneficios por participar en estos pooles, se perciben en OSMO, el token nativo de la red de Ósmosis. Por medio de él podemos, participar en interesantes opciones que veremos más adelante.

  • Assets

Llegamos a la sección que conecta a las redes de Cosmos, el bridge que utiliza la tecnología IBC, desarrollado por el equipo que da soporte a este universo de blockchains.

El IBC, es un puente que permite que cada token de una red que haya se encuentre adaptada para soportar el estándar de ICS20. Esto vendría a ser, tokens envueltos en código para fluir por el IBC. De esta manera, Ósmosis se conecta con tantas redes del ecosistema Cosmos, pero ojo, cualquier red podría adoptar este estándar y sumarse a esta autopista de tokens.

El funcionamiento es tan simple como, conectar nuestra wallet, buscar el token que queremos depositar en Ósmosis, click en «deposit» y tras unos segundos el token se encuentra en esta red. Ahora podremos, hacer uso de las opciones anteriores y luego repitiendo los pasos, pero clickeando la opción “withdraw”, los tokens estarán en la red que deseemos.

  • Stake

Este apartado, es el que nos permite delegar nuestros OSMO con validadores de esta red. En caso de que ya hayas estado delegando tokens en otras redes de Cosmos, encontrarás varios nombres familiares.

Lo interesante, hoy día, es el porcentaje de recompensa por participar en este mecanismo que asegura la red. Al día de la fecha el retorno es de 97.4% anual. Impresionante.

  • Vote

Aquí podrás extender tu participación en la red y, de tener OSMO, contribuirás con tu voto a decidir el futuro de Ósmosis. Para lograr blockchains realmente descentralizadas, es absolutamente necesario que sus usuarios se involucren en las votaciones.

  • Stats

Por último, Ósmosis Zone, nos entrega todo tipo de estadísticas para estar al tanto de, como van nuestras inversiones pero también sobre el funcionamiento general de esta red tan amigable y sólidamente construida.

¿Qué es Ósmosis?

OSMO, el token de gobernanza de Ósmosis

Como ya lo anticipé en la sección anterior, esta blockchain cuenta con su propio token nativo, OSMO, el cual no cumple únicamente sus funciones dentro de la red PoS, sino algunas más.
Enunciaré algunas de las mayor importancia:

  • Para ser validador de la red, debemos aportar la cantidad necesaria de OSMO
  • Podemos delegar nuestros OSMO con un validador de la red, a cambio de, hoy, una recompensa anual del 97.4%
  • Se trata del token de gobernanza de la red
  • Incentivo para quienes aporten a los pooles de liquidez del DEX de Ósmosis
  • Se entrega como recompensa al equipo de desarrollo de la red
  • Los OSMO acumulados en la Community Pool son destinados a mejorar y construir en la blockchain. El control de estos fondos pertenece a la gobernanza

Estas son solo algunas de las funciones más importantes del token OSMO, las cuales podrán ser modificadas o extendidas por medio de sus tenedores.

El horizonte frente a Ósmosis

La propuesta de Ósmosis no solo es innovadora sino también necesaria. A la fecha, se convirtió en la conexión entre las distintas redes de Cosmos, facilitando a sus usuarios el traslado de sus fondos, mientras persiguen sus propios objetivos.

Pero, como bien puede leerse en este artículo, no es un simple puente que conecta otras redes. Más allá ejercer este rol a la perfección, se trata a la vez de una red con utilidad propia y una oferta atractiva para sus usuarios.

El presente de Ósmosis, invita a pensar que su futuro puede ser por demás interesante. Y quizás, una de sus mayores bondades, es que este futuro está en manos de sus usuarios…

banner compra bitcoin Bitnovo