¿Qué son los puentes blockchain?

¿Qué es un puente blockchain?
12 min read

La liquidez no tiene lealtad, dijo Andre Cronje, creador de Yearn Finance, Fantom y personalidad influyente en el mundo DeFi, y sobran ejemplos de cómo su frase se hizo realidad.

Más allá de fanatismos y maximalismos, los “cripto-usuarios” persiguen la maximización de beneficios. Y estos se logran con grandes retornos, bajos costos de entrada y seguridad.

Los puentes blockchain permiten, de manera descentralizada, que los usuarios puedan moverse entre distintas redes para maximizar sus rendimientos.

Te invito a informarte sobre esta herramienta que hoy damos por sentada, pero que apenas el último año llegó a instalarse en el mainstream de nuestro ecosistema.

¿Qué función cumplen los puentes blockchain?

Es posible definir estos potentes conectores de manera muy simple, al describir la función que cumplen. Tal como su nombre lo indica se encargan de conectar blockchains que por definición se encuentran separadas o excluidas entre sí.

Esta conexión que se realiza a través de ellos, permiten enviar tokens de una cadena específica a otra y dan un nuevo sentido a la frase de Andre Cronje.

Utilizando un puente, comúnmente conocidos por su nombre en inglés “bridges”, cualquier usuario puede trasladar su liquidez de una blockchain a otra de manera permisionada, sin la necesidad de brindar sus datos y por un costo bajo. Pero, antes de involucrarnos de lleno con los puentes, detengámonos a revisar en qué mundo, muy diferente al actual, desembarcaron.

La era pre-puentes

El título no alude a una época tan lejana, aunque como dice uno de mis mentores “una semana en DeFi, son meses en el mundo real”, por lo tanto hablar de principios del 2020 suena a década pasada.

Muchas veces leemos que los validadores, en redes Proof of Stake, y los mineros, en redes Proof of Work, son los encargados de validar y crear bloques, pero también de brindar seguridad. Comprender este punto es vital para dar magnitud al trabajo que los puentes realizan.

Las cadenas de bloques se encuentran aisladas, sin conexión directa con el mundo exterior y esta característica les proveé un alto estándar de seguridad. Quienes participan de ellas, se atienen a reglas rígidas y claras, previamente establecidas en los consensos de creación y validación de bloques. Son estas reglas las que permiten eliminar la necesidad de un tercero que certifique cada movimiento.

Contar con que cada actor está sujeto a “la ley” establecida por el código, da lugar a que los usuarios confíen entre sí, interactuando no con un otro, si no con una dirección establecida en la blockchain. «Abrir» una blockchain al mundo exterior, puede ser peligroso, ya que agentes que no se atengan a estas reglas podrían actuar de manera maliciosa. De aquí nacen las conexiones exteriores seguras.

 

 

Conectando la blockchain con el ecosistema

Aquí nacieron dos soluciones, los oráculos y los puentes, quienes son el centro de este artículo.

Los oráculos, son desarrollos descentralizados que se encuentran dentro de una blockchain, y que por medio de sus potentes APIs, se encargan de consultar datos del mundo exterior y compartirlos con la blockchain de manera segura. El clásico ejemplo es el precio de un activo no “cripto-nativo”, por ejemplo el precio del oro. Un token que siguiera el precio del oro, obtendría este por medio de un oráculo que consulta la información en internet y la entrega a la blockchain de manera segura, cumpliendo los protocolos necesarios.

Pero no solamente es necesario conectar las blockchains con el mundo exterior, sino también entre sí. Y aquí, aparecen los puentes, salvando a las cadenas de bloques de su desconexión entre pares.

¿Qué es un puente blockchain?

Tipos de puentes

Hasta aquí, hemos descubierto la función de los puentes, la cual es clara, precisa y simple de entender. Ahora nos toca ver de qué manera cumplen con su cometido.

Probablemente pienses, que enviar criptos de una blockchain a otra, no es una tarea sencilla. Si lo has pensado, estás en lo cierto.

Cada cadena de bloques, más allá de la compatibilidad que pueda llegar a tener con otras redes, tiene su propia estructura y sobre todo, su propia codificación. Entonces, por ejemplo, la blockchain de Ethereum no está preparada para leer, entender o procesar sin más un Bitcoin o una moneda de la red de Terra.


Aquí, una vez más, el ingenio de los desarrolladores nos echa una mano grande, implementando distintas soluciones, que paso a revisar.

 

 

El modelo de REN protocol

Este grupo de gente se planteó el siguiente objetivo: necesitamos tener dentro de la segunda blockchain en cuanto a Market Cap (Ethereum) a la criptomoneda número uno en ese rubro, Bitcoin. Para lograr este ambicioso fin, de manera descentralizada el equipo de REN creó un modelo que podemos definir como bloquear para acuñar o bloquear para crear.


¿Cómo funciona REN? Simple, los usuarios poseedores de Bitcoin, se conectan a la página del protocolo y envían sus BTC a una dirección dentro de esa red. Los nodos de REN, tienen acceso a estas direcciones, por lo tanto comprueban que la transferencia se haya hecho. Luego de enviar BTC a esa dirección, los usuarios deben especificar la dirección de Ethereum en la cual quieren recibir los renBTC. Eso es todo.
Tras las comprobaciones necesarias, el saldo de BTC enviado se replica en la red de Ethereum como renBTC, que vendría a ser BTC “envuelto” en el código de Ethereum.
Ahora estos renBTC, son funcionales en la red de Ethereum, como cualquier otro ERC-20, y su precio se moverá al unísono con la cotización de BTC. Por supuesto, que esta información es provista por los oráculos utilizados por el protocolo de REN.


Al día de la fecha, REN tendió puentes con BTC, BCH, ZEC y DOGE tanto en Ethereum como en BSC.

 

El modelo de la liquidez en ambas redes

Un sistema quizás más simple, se implementó para construir puentes entre distintas blockchains que, en su mayoría, no resultan compatibles con la máquina virtual de Ethereum.
El modelo de la doble liquidez, permite el funcionamiento de puentes como el de Terra Network con Ethereum y BSC, Allbridge, Celer Bridge y xPollinate, solo por nombrar algunos.

De esta manera, por distintos métodos, estos puentes bloquean liquidez de manera permanente de ambos lados. Por ejemplo, en el hipotético caso de querer enviar UST desde Terra a BSC, deberíamos chequear que el puente que vamos a utilizar, se encuentre liquido en UST en la red de BSC. De esta manera, conectamos nuestra wallet al puente y enviamos nuestros UST desde Terra al bridge y estos quedan “lockeados” del lado de Terra. Mientras que del otro lado, en BSC, se libera la misma cantidad UST, de esta red, a la dirección que nosotros hayamos especificado.

Es muy importante, previo a interactuar con este tipo de puente, sobre todo cuando son no oficiales, chequear que exista liquidez del token que queremos enviar en la red receptora. Como evidencio mediante esta explicación, esta solución más allá de ser más simple, exige mayor atención por parte del usuario.

 

 

Puentes blockchain con estándares específicos

Este subtítulo nos catapulta a la explicación de uno de mis puentes favoritos, que llevó 5 años de trabajo, pero que con su funcionamiento desprovisto de complicaciones para el usuario, hace que cada uno de esos años haya valido la pena.

Estoy hablando del IBC que, solo en un principio, conectará a todas las redes de Cosmos. Este puente no requiere una conexión extra, simplemente desde las wallets habilitadas en las distintas redes de Cosmos, podemos enviar tokens de una red a otra.


Para lograr esta simpleza en el tendido de puentes, desde Cosmos aprovecharon la utilización, por parte de todas las redes propias, del mismo consenso llamado Tendermint. Por otro lado, crearon un tipo de estándar, el cuál deben soportar todas las redes que quieran conectarse vía IBC, específico para este envío, conocido como ICS-20.

Gracias a este estándar, mediante el IBC, podrán enviarse no solo tokens entre las redes de Cosmos, sino también entre redes fuera del ecosistema. Sin lugar a dudas, el IBC es un “game changer” para la industria.

 

¿Qué es un puente blockchain?

 

Lo que se viene

De cara al futuro, sin lugar a dudas, mientras los trabajos del equipo de Cosmos y su IBC continúen puliendo la herramienta, Celer Bridge es uno de los proyectos de este rubro que más me entusiasma y que marcará tendencia.

Ya en su primera versión tuvo una gran aceptación por parte de los usuarios, que transmitieron una experiencia simple, rápida y veloz por demás.
Este puente se vale de sistema de liquidez en ambas cadenas, para lograr transmitir criptos entre distintas blockchains. En su próxima versión, a diferencia de la mayoría de sus competidores piensan armar un sistema de provisión de liquidez abierto, en el cual sin ningún tipo de restricción, anotación en listas previas o listas de espera, cualquier usuario podrá proveer liquidez en cualquiera de las redes funcionales.

Sin dudas, irán un paso hacia adelante en cuanto a descentralización y hacia la eliminación del gran problema de la liquidez. Pero esto no es todo, a esta apertura de provisión de liquidez le sumarán el incentivo por prestar liquidez al puente. El equipo detrás de Celer no se toma descansos a la hora de lograr una adopción masiva de sus productos.

 

Lo que esperamos de ellos

Con la pequeña mirada al pasado, que di en el comienzo de este artículo, es muy fácil valorar el camino recorrido hasta el día de la fecha. Partimos de redes aisladas entre sí a un ecosistema completamente interconectado con posibilidades inagotables.

En referencia a los puentes, los usuarios solicitan mayor transparencia, eliminar los problemas de liquidez y una experiencia de usuario más simple y directa.

Ningún esfuerzo será en vano, ya que la conexión mediante puentes es necesaria para que este ecosistema siga creciendo. Escuché varias veces que en el futuro, operaremos en el mundo cripto, sin necesariamente darnos cuenta de en qué red lo estamos haciendo. No tengo dudas, que para llevar esta frase a la práctica, la innovación sobre estas herramientas no deberá detenerse.

banner compra bitcoin Bitnovo