¿Qué es Kintsugi (KINT)?

¿Qué es Kintsugi (KINT)?
11 min read

Contamos con una enorme cantidad de cripto-experimentos por medio de los cuales se ha intentado seducir a los “bitcoiners” de zambullirse al ecosistema DeFi. Kintsugi se suma a la larga lista de proyectos que persiguen este ambicioso fin.

Hasta la fecha, puedo adelantar que el éxito de este tipo de proyectos ha sido moderado, en el mejor de los casos. Kintsugi se posiciona en la contienda, con la ventaja competitiva de encontrarse dentro del incipiente e interoperable ecosistema de Polkadot.

Desde esta perspectiva, Kintsugi pretende inundar el ecosistema de las finanzas descentralizadas (DeFi) de BTC. En esta nota, te cuento de qué modo intentarán lograrlo.

Kintsugi (KINT): DeFi para Bitcoiners

Kintsugi es una parachain de, la red “canaria” de Polkadot, Kusama, cuyo objetivo es hacer las veces de puente entre la blockchain de Bitcoin y el ecosistema DeFi, en un principio construido en esta red, pero a futuro con miras a una diseminación profunda. 

Como ya hemos visto en artículos anteriores, una parachain en la red de Polkadot o Kusama, es una blockchain dentro de estos ecosistemas, “customizable» por quienes estén detrás de la misma. En resumidas cuentas, la infraestructura es provista por Polkadot mientras que los detalles se definen por decisión de quienes hayan ganado el crowdloan, o en castellano «puja», por hacerse con la titularidad de la parachain.

Aquí, la finalidad es clara. Mediante un innovador sistema, que podemos asemejar con el sistema de DAI, la moneda estable de MakerDAO, que se encuentra “sobre-colateralizada” por medio de distintos vault (bóvedas), desde Kintsugi dieron nacimiento a kBTC. Este token obtiene su valor de diferentes vaults de la plataforma, que le permiten a kBTC guardar una relación de 1 a 1 con BTC y su precio.

Evidentemente, estamos tras un nuevo intento de invitar a los holders de bitcoin, a tomar sus preciados BTC, acercarlos hacia una cadena de bloques capaz de soportar contratos inteligentes y utilizarlos para obtener los beneficios propios de un ecosistema DeFi.

Antes de comprender cómo funciona el sistema de colateralización de kBTC, demos un vistazo a aquellos que se encuentran tras este proyecto y conozcamos sus historia y creaciones dentro del mundo cripto.

 

Interlay y las mentes detrás de Kintsugi

Detrás de la parachain de Kintsugi, existe una empresa que fue creada con el objetivo de llevar el ecosistema DeFi al mundo empresarial. Nacida de la combinación de conocimientos e iniciativa creativa que poseen Alexei Zamyatin y Dominik Harz, Interlay ha dado que hablar en el entorno de las finanzas descentralizadas.

El día de hoy, me toca hablar de Kintsugi, pero no se trata del único desarrollo de esta compañía. Interlay ha participado por la puja de una parachain en la red principal de Polkadot y, como era de esperar, han triunfado.

Por lo tanto, podemos encontrarnos en este ecosistema con dos parachians que pertenecen a esta pujante compañía que pretende actuar de nexo entre el mundo corporativo y DeFi. Sin lugar a dudas, la posición asumida desde el ecosistema de Polkadot y Kusama, deja las puertas abiertas para facilitar la interoperabilidad a sus creaciones. De todas maneras, este objetivo es claro, ya que el despliegue de Interlay escapa ya a los límites de este ecosistema y se encuentran avanzando en proyectos entre redes como Bitcoin, Ethereum y el amplio ecosistema Cosmos.

¿Qué es Kintsugi (KINT)?

¿Qué es y cómo funciona kBTC?

Tal como he adelantado, kBTC es lo que denominamos un “wrapped token” o «token envuelto». Esto significa que tomamos a bitcoin, una criptomoneda que únicamente puede funcionar o circular en su propia red y la “envolvemos” en el código necesario para que funcione, en este caso dentro de Kusama y Polkadot. Tal como funciona, por ejemplo, Wrapped Bitcoin en la blockchain de Ethereum.

Ahora, a esta creación de Interlay, la definí en una principio, como el equivalente en BTC de DAI de MakerDAO. En definitiva, kBTC es una stablecoin algorítmica de Bitcoin cuyo valor se encuentra asegurado por una red descentralizada de “vaults”, un sistema de múltiples garantías y criptografía de cadena cruzada.

Entonces, para definir a kBTC podemos decir que se trata de un token que guarda una relación de 1 a 1 con la cotización de bitcoin, sobre-colateralizado en la red de Kusama y redimible, en cualquier momento, por BTC en términos de la relación anteriormente mencionada.

¿Cómo emitir un kBTC?

Por supuesto, el primer paso es contar con la criptomoneda más famosa del ecosistema. Una vez que tengamos con nuestros bitcoins, deberemos bloquearlos en un “vault” de Kintsugi. Estos «vault» o «bóvedas» forman una red descentralizada de custodios de los BTC que allí se depositan. Una vez realizada esta acción, podremos, finalmente emitir nuestros kBTC y utilizarlos en aplicaciones descentralizadas.

Para llevar tranquilidad a quienes depositan sus bitcoins en estos vaults, los mismos se encuentran sobrecolateralizadas en activos como KSM, KINT y también diferentes stablecoins del ecosistema. Esto quiere decir que para crear un vault en Kintsugi, tengo que aportar una garantía cuyo valor supere la cotización de los bitcoins que allí se depositarán. De este modo, aquella sobre-colateralización actúa como garantía o seguro, en caso de que los vaults sean víctimas de un hack y los BTC desaparezcan.

La garantía provista por quienes participen como creadores de estos vaults, en caso de darse alguna de las situaciones anteriomente mencionadas, sufrirá un “slash” y quienes hayan depositados allí sus bitcoins recibirá una recompensa superior a su propio depósito.

Si te preguntas, ¿cuál es el sentido de montar un vault? Simple, los beneficios que se obtienen en forma de KINT y retornos provenientes del uso de kBTC a lo largo del ecosistema DeFi.

¿Dónde es posible utilizar kBTC?

A través de distintas parachains de Kusama como Karura, de los creadores de Acala en Polkadot, o Moonriver, de los fundadores de Moonbeam también en la red principal del ecosistema, kBTC ya se ha diseminado y encuentra distintas funcionalidades en cada una de ellas.

Quienes posean tokens de kBTC, podrán interactuar con “exchanges descentralizados” como Solarbeam y Zenlink, la plataforma de préstamos Moonwell e incluso colateralizar la moneda estable de kUSD.

Próximos pasos

A medida que continuamos investigando este proyecto, la influencia de MarkerDAO en su cuidado diseño, se nos presenta una y otra vez. Al igual que en el protocolo que, prácticamente, dio el puntapié inicial al ecosistema DeFi en Ethereum, en Kintsugi cualquier usuario puede crear un vault, pero inicialmente la cantidad de BTC que en ellos se podrá bloquear se encontrará limitada.

El límite inicial es de 400.000 dólares de garantía KSM. Una vez alcanzado el máximo, la gobernanza propondrá duplicar aquel techo previamente fijado. Bajo los mismos criterios de duplicación, estos límites podrán escalar de manera gradual, siempre que la gobernanza de Kintsugi así lo apruebe.

Paralelamente, se lanzarán nuevas integraciones y casos de uso de kBTC, es busca de generar una relación equilibrada entre oferta y la demanda. Sin dudas, las futuras conexiones con el ecosistema de Ethereum, son aquellas que más interés atraerán en el mediano plazo.

¿Qué es Kintsugi (KINT)?

Token KINT, el utility token de Kintsugi

Desde Kintsugi han desarrollado un token, identificado con el ticker KINT, el cual cumple dos funciones básicas dentro del protocolo:

    • Utility token
    • Token de gobernanza

En cuanto a su primer función, KINT es, dentro de la parachian de Kintsugi, el token que se utiliza como medio de pago de las transacciones, incentivos para aportar liquidez y distintas recompensas ofrecidas en la red.

Desde un principio, la intención de los creadores de esta plataforma, ha sido que la misma sea descentralizada, para lograr este altruista propósito es necesario contar con un token de gobernanza. Es ya evidente, que KINT cumple este rol. Sus tenedores pueden participar de la gobernanza de Kintsugi y decidir sobre su destino.

KINT y sus tokenomics 

La emisión de este token, se distribuye entre los participantes de la red y los “collators”, aquellos que actúan como nodos en las parachains recogiendo y diseminando transacciones, por medio de airdrops y recompensas de bloque. Con este párrafo, desechamos la existencia de ventas públicas o privadas del mismo.

Su emisión máxima está fijada en 10,000,000 y su circulante a la fecha de emisión de este artículo, es de 607,443 KINT.

Presente y futuro de kBTC

Kintsugi, más allá de una parachain de Kusama, es también una técnica de origen japonés para arreglar fracturas en la cerámica por medio de barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino.

Quizás sus creadores crean que finalmente solucionarán la profunda grieta existente entre los acérrimos defensores de Bitcoin y quienes sostienen que las finanzas serán descentralizadas o no serán.

Su tarea es extremadamente compleja de llevar a buen puerto. Hemos visto ya gran cantidad de burbujeantes proyectos arribar a ningún destino. Sin embargo, Kintsugi a soltado sus riendas a paso firme y seguro.

Si bien la expresión “algorítmica”, todavía hoy, nos cause algo de pavura, la aprobación de grandes jugadores del ecosistema los invita a construir con confianza. Para kBTC, restan aún una gran cantidad de escollos por atravesar en su ruta hacia la adopción masiva.

banner compra bitcoin Bitnovo