¿Qué es eCash? Los inicios del dinero electrónico

9 min read

Las criptomonedas no siempre han existido. A diferencia de lo que muchos usuarios creen, Bitcoin no fue la primera idea de dinero digital que existió sino que fue eCash. A continuación veremos una de las primeras frases que dieron paso a la creación de las criptomonedas:

“Puedes pagar por tener acceso a una base de datos, comprar software o un newsletter, jugar un juego de computadora a través de la internet, recibir $5 USD que le debes un amigo o simplemente pedir una pizza. Las posibilidades son realmente ilimitadas.” 

Al leer esta frase seguramente estés pensando en Bitcoin. Sin embargo, nada más lejos de eso. Esta frase es del año 1994, concretamente del criptógrafo David Chaum en la primera conferencia del CERN en Ginebra. Esta frase se refería a eCash.

Todos hemos escuchado hablar al menos una vez sobre el movimiento Cypherpunk. Este movimiento tuvo sus inicios gracias a David Chaum. Chaum siempre estuvo adelantado a su época, ya que en estos tiempos apenas estaba normalizándose el Internet. La principal preocupación de Chaum partía de la privacidad en línea.

¿Quién es David Chaum?

Como ya hemos mencionado anteriormente, David Chaum es un pionero de la criptografía aplicada al mundo digital.

Chaum nació en el año 1955, concretamente en Estados Unidos. Se doctoró en Informática y Administración de empresas en la Universidad de Berkeley, California. Actualmente se considera el padre del dinero digital. Más adelante veremos el por qué.

Chaum es muy conocido por su carrera como investigador, profesor y desarrollador de protocolos criptográficos. Chaum fue promotor y organizador de lo que fueron las primeras conferencias anuales de criptografía y criptología. Estas se celebraron en Santa Barbara, California a partir del año 1982. Dicha conferencia era anual y recibía el nombre de CRYPTO. En ella coincidían profesionales de alto conocimiento en la materia con el objetivo de mostrar al mundo exposiciones de nuevos desarrollos.

En la conferencia conocida como CRYPTO ´82, Chaum presentó el white paper de lo que sería oficialmente el primer protocolo de dinero digital de la historia. La semilla de este proyecto dejaba la posibilidad de desarrollar un nuevo sistema de pagos digitales basado en la criptografía introduciendo el concepto de firma ciega.

Para el año 1990 David Chaum desarrolló DigiCash Inc. Esta empresa tenía como objetivo la creación de servicios de dinero electrónico implementado a sus investigaciones. Esta empresa fue la desarrolladora del destacado proyecto, eCash.

eCash se trataba de una versión mejorada del sistema de pagos digitales desarrollado anteriormente por David. No llevó a cabo todo este trabajo solo, ya que colaboró con otros criptógrafos relevantes como Nick Szabo o Eric Hughes. 

El proyecto de eCash llegó al mundo en la primera conferencia sobre la WWW94 (World Wide Web) celebrada en el año 1994 en Ginebra, Suiza. En dicha conferencia se mostró a todos los participantes como eCash era capaz de realizar pagos con dinero electrónico mediante ordenadores empleando simplemente un software.

Chaum ha dejado huella en el mundo digital y no solo con eCash. Ha hecho innumerables aportaciones. Entre algunas de las que ha hecho para el dinero digital podemos encontrar:  el Sistema de votación confiable en el año 1981, la Firma ciega para pagos no trazables en el año 1982, el Protocolo Zero Knowledge en el año 1988, Dinero Electrónico no trazable en el 1988, y por último DigiCash en 1990.

 

Dinero Digital

Chaum no se preocupaba por la privacidad de la comunicación tradicional sino por un sistema de privacidad que preservara el dinero digital:

“La elección entre mantener la información en manos de individuos u organizaciones se hace cada vez que cualquier gobierno o empresa decide automatizar otro conjunto de transacciones”

Esta frase la expresó Chaum en el Scientific American en 1992. Diez años antes de estas declaraciones, el criptógrafo ya había descubierto las firmas ciegas para pagos imposibles de rastrear. Cuando aún no habían aparecido los veteranos de bitcoin, Chaum ya había descubierto la solución para realizar un sistema de pagos anónimos para Internet.

Firmas Ciegas

Para que el dinero digital funcionase hicieron falta diversos sistemas, pero en el corazón del dinero digital se encontraban las “Firmas Ciegas”.

Este sistema funciona mediante la criptografía de clave pública y las firmas criptográficas. La criptografía de clave pública emplea dos claves. Cada una consiste en una clave pública, que a su vez es una cadena de números completamente aleatoria que se deriva matemáticamente de otra cadena de números verdaderamente aleatoria que sería la clave privada. 

Con la clave privada, es sumamente importante generar la clave pública. Sin embargo, si solo contamos con la clave pública, es casi imposible generar la clave privada. En otras palabras, es un camino de un solo sentido.

La criptografía de clave pública se puede emplear en establecer una comunicación privada entre dos usuarios. Imaginemos que los usuarios A y B comparten solo sus claves públicas entre sí, pero sus claves privadas siguen siendo privadas. El usuario A sabe que solo el B podrá ver la información que envía, sin embargo, el usuario B no puede saber quién envía la información. 

Para comprobarlo, ambos usuarios pueden firmar criptográficamente los datos enviados. Para ello el usuario A debe combinar de forma matemática los datos utilizados con su clave privada. Como resultado se obtendrá una cadena de números aparentemente aleatoria conocida llamada “firma”. Gracias a este proceso el usuario B puede verificar la firma con la clave pública del usuario A. 

Las firmas ciegas desarrollan este concepto llevándolo un paso más allá permitiendo codificar datos y verificar la veracidad de los mismos.

Ecash

 

El esquema de firmas ciegas fue el usado por Chaum para crear un sistema de dinero digital funcional. En este caso, el usuario A sería un banco como cualquier banco real, con clientes, cuentas bancarias, etcétera. Imaginemos que el banco A cuenta con dos clientes C1 y C2.

Dos de los clientes (C1 y C2) quieren comerciar comprándole el primer cliente algo al segundo. C1 solicita un retiro de dinero para poder pagar. Para ese retiro se generan cheques digitales con números de series únicos. C1 esconde la pertenencia de estos cheques y los envía al banco. El banco firma de forma ciega cada cheque y los envía de vuelta a C1.

Como el banco firmó ciegamente los cheques, su firma estará vinculada a los cheques originales no ocultos. C1 ahora puede usar los cheques originales sin ocultar para pagar su compra a C2.

Cuando C2 recibe los cheques, debe remitirlos al banco. El banco verificará con su clave pública su firma en dichos cheques y también verificará que los estos no hayan sido depositados por otro usuario para asegurarse de que no se hayan gastado dos veces (ataque de doble gasto).

A medida que se van verificando los cheques, el banco agrega la cantidad equivalente de dólares al saldo en la cuenta bancaria de C2 y le notifica. Tras esta confirmación, C2 sabe que C1 ha pagado con cheques válidos y ya puede finalizar la venta.

Esta solución de Chaum que ofrece privacidad en los pagos, es algo que ya existía, pero nunca se había visto de forma digital.

banner compra bitcoin Bitnovo