¿Hasta cuándo podrá minarse ETH?

Hasta-cuando-se-podrá-minar-Ethereum
9 min read

Ethereum 2.0… todavía no ha llegado, pero continuamente nos encontramos teorizando o especulando sobre la gran actualización de la segunda red en cuanto capitalización de mercado.
Las aguas se dividen entre quienes desean que ya sea un hecho para disfrutar sus beneficios, los usuarios, quienes anhelan que sea un rotundo fracaso, los detractores, y quiénes desearían que jamás se materialice, los mineros.

Desde la Ethereum Foundation lanzaron la fecha en la cual Ethereum 2.0 se hará realidad y esto nos empuja a preguntarnos hasta cuándo podrá minarse ETH.

En este artículo, echaré luz sobre este asunto, generador de una expectativa pocas veces vista en el ecosistema cripto, y explicaré por qué el mes de diciembre traerá consigo el fin de la minería de Ethereum.

Fechas estimadas y sus consecuencias

En una entrevista con Lex Fridman, publicada en junio del corriente, Vitalik Buterin, sin dudas el más importante y destacado entre los co-creadores de Ethereum, comentó que “el merge de Ethereum” se realizaría en el primer trimestre del año 2022. 

El merge es el proceso por el cual se unificarán la cadena principal de Ethereum con la Beacon Chain. Con esta unificación se materializará uno de los cambios más importantes de ETH 2.0, que es el paso del consenso de Proof of Work al consenso de Proof of Stake. Posteriormente nos quedaremos a la espera del «sharding», pero allí nos liamos con material para otro artículo.

Sin embargo, unas cuantas semanas atrás el ambiente cripto quedó completamente sorprendido cuando desde la Ethereum Foundation anunciaron que la activación de “la bomba de dificultad” se adelantó 6 meses, con fecha prevista para el mes de diciembre de 2021.
Desde allí podemos concluir, gracias a esta noticia, que el último mes del año no solo traerá las fiestas, si no también el final de la minería de Ethereum.

Ahora bien, es necesario desmembrar esta información para entender por qué es esta noticia la que nos da la fecha del fin de la minería de ETH.

El merge y sus efectos

Desde el momento del nacimiento de la red, dentro de su “roadmap”, estaba previsto que la minería de ETH tendría un punto final. Este final estaba marcado por el cambio del consenso por el cual la cadena crea y valida sus bloques. Por eso, ya son muchos los mineros que se preguntan ¿que minar después de Ethereum 2.0?

El consenso de Proof of Work genera un debate en torno a la sostenibilidad del ecosistema cripto, a raíz del consumo de energía, del cual es difícil salir airoso. Por lo tanto, se previó, en un futuro que no se creía tan lejano por aquellas épocas, el paso a un consenso de Proof of Stake.

Vitalik y su equipo, pensaron a ETH 2.0 como un gran evento en el cual todos los cambios en la red se darían juntos, pero la realidad les presentó una situación diferente. Hubo que esperar a la segunda mitad del 2020 para ver en funcionamiento la “testnet” de la cadena de Proof of Stake de Ethereum funcionando y sobre el final del año recién pudimos disfrutar de la “Beacon Chain” y comenzar a depositar los famosos 32 ETH que permiten participar como validador de la red.

Pero, aún falta un resta dar un paso más para que el traspaso de consenso esté completo y ese paso es el “merge”.

«Merge», que puede traducirse al castellano como «unión», es justamente el proceso por el cual ambas cadenas, la cadena de Proof of Work y la cadena de Proof of Stake, se unirán y Ethereum finalmente será una cadena de Proof of Stake en la cual bastará con depositar 32 ETH como garantía, descargar el software necesario y cumplir con las reglas estipuladas, para ser un validador de la red y recibir los beneficios que devienen de la creación de bloques.

Entonces, una vez que se realice la unificación de ambas cadenas, ¿todo estará resuelto? Por supuesto que no, y es esta pregunta la que da pie al próximo tema a analizar.

Hasta-cuando-se-podrá-minar-Ethereum

La bomba de dificultad y el fin de la minería

Los actuales mineros de la red de Ethereum realizan su actividad por medio de un software específico que descargaron y deben mantener actualizado. Cuando se produzca el merge, para participar de la red con el nuevo consenso será necesario actualizar este software.

Pero, ¿cómo será posible lograr esta coordinación sin llegar a una imposición de facto? Desde Ethereum Foundation, encontraron la manera y es mediante la activación de la bomba de dificultad, un recurso al que echarán mano en el mes de diciembre y dará el inicio de una nueva era.

¿Qué es la bomba de dificultad?

El consenso de Proof of Work de Ethereum, a diferencia del de Bitcoin, está programado de manera tal que su dificultad se adecue para que cada bloque de la red sea producido un tiempo que oscila entre los 10 y 20 segundos.

Sin embargo, existe un recurso llamado la “bomba de dificultad”, que produce un aumento tal en la dificultad que genera un notorio retraso en el tiempo en el cual se produce un bloque.
Este recurso ha sido utilizado en caso de “hard fork”, con el objetivo de desalentar el uso de una cadena, volviéndola extremadamente lenta, en cuanto a producción de bloques, logrando así que no sea rentable para los mineros y demasiado lenta para los usuarios, y de este modo lograr que los mineros se adapten a una nueva cadena.

Es así que en el mes de diciembre, se activará este mecanismo que dará lugar a un retraso tal que no tendrá ningún tipo de sentido continuar usando la cadena de Proof of Work de Ethereum, tanto para mineros como para usuarios, y la migración a la nueva cadena de Proof of Stake acabará siendo adoptada.

La era de Hielo

De esta manera, se dará comienzo a lo que la comunidad de Ethereum denominó como “la era de hielo”.
A partir del momento en el cual la bomba de dificultad sea activada, la actual cadena de Ethereum dejará de producir bloques, encontrándose “congelada”, y resultará imposible volver a minar ETH.

 

Hasta-cuando-se-podrá-minar-Ethereum

 

Expectativas vs realidad

El arribo de Ethereum 2.0 ha sido esperado probablemente desde el año 2016 y ha recibido múltiples reprogramaciones que en parte se deben, en palabras del propio Vitalik, a subestimaciones por parte del equipo de la Ethereum Foundation en cuanto a la complejidad de los desarrollos que esta actualización acarrea consigo.

Teniendo en cuenta los antecedentes, no resulta para nada inusitado que el escepticismo se sienta en el aire, sobre todo en aquellos que no simpatizan con el proyecto o han sido golpeados por la desilusión con anuncios fallidos en el pasado, pero, desde mi punto de vista, esta vez existen serios indicios de una resolución diferente.

Apenas unos días atrás, el 8 de octubre precisamente, se confirmó desde Ethereum Foundation, por medio de una foto en la que se ve al equipo, Vitalik incluído, aplaudiendo y celebrando frente a una pantalla que nos muestra unas cuantas líneas de código que significan que el merge se desarrolló con éxito en una testnet o red de pruebas. Se trata de un resultado por demás alentador y que marca un hito destacable en la carrera hacia ETH 2.0.

 

Ideas finales y cierre

En definitiva, todo indica que de darse con éxito los cambios a implementarse en la red de Ethereum, los mineros podrán minar ETH hasta que en el mes de diciembre se produzca el merge y, consecuentemente, veamos activada la bomba de dificultad.

Una vez más, como ya en tantas ocasiones, no quedará otra opción que sentarnos a esperar los resultados del arduo trabajo de los desarrolladores de Ethereum y mientras tanto, para no perder la costumbre, seguir disfrutando de las infinitas posibilidades que el mundo crypto nos regala día a día.

banner compra bitcoin Bitnovo