¿Qué es NANO?

9 min read

En los últimos años el ecosistema crypto tuvo su foco de atención sobre DeFi, retornos altos, redes interoperables y, últimamente, NFTs. Mientras tanto el futuro vislumbra redes sociales descentralizadas y la tokenización de activos reales.

Así fue como terminaron quedando en segundo plano las transacciones entre pares a bajo costo, uno de los objetivos principales planteado en el White Paper de Satoshi.

NANO es una blockchain descentralizada enfocada en transacciones baratas, que da un paso más ofreciéndolas directamente gratis, entre pares sobre una blockchain eco-friendly y con una escalabilidad, en principio, infinita.

Pero entonces, ¿qué es NANO?

NANO es una blockchain descentralizada, enfocada en brindar la estructura necesaria para que sus usuarios puedan realizar transacciones o envíos de su criptomoneda nativa, también llamada NANO, de manera simple, económica y veloz.

Sus creadores plantean desde un principio tres objetivos claros, que resumen la filosofía del proyecto:

 

  1. Transacciones sin costos, con el fin de brindar una red práctica e inclusiva, que es tal como el dinero debería ser, según palabras de sus creadores. 
  2. Transacciones instantáneas, mediante el desarrollo de una estructura innovadora, la blockchain de NANO logra procesar transacciones con una velocidad destacable, hasta 8,000 transacciones por segundo y un tiempo de confirmación promedio de 0.372 segundos
  3. Amigable con el medioambiente o “eco-friendly”, al no depender de la minería, que suele implicar complejos y repetitivos cálculos matemáticos que consumen una gran cantidad de energía, NANO es dinero digital sostenible.

Estructura y escalabilidad

Para lograr los objetivos planteados en el párrafo anterior, NANO fue creada como una red que contiene características únicas. Colin LeMahieu, conocido como el padre de NANO, publicó, el 21 de noviembre de 2015, su whitepaper, si bien en ese momento la red se llamó Raidblocks posteriormente fue rebautizada a NANO el 31 de enero de 2018.

Desde el comienzo buscó diferenciarse, en cuanto a estructura, de la mayoría de las redes de mayor renombre, las cuales poseen una cadena principal dónde ocurren y se almacenan cada una de las transacciones realizadas. También dejó de lado las soluciones de escalabilidad como “sharding”, “side chains” o “soluciones de L2”.

La blockchain de NANO cuenta con un enfoque sumamente particular conocido como “Directed Acyclic Graph” (en español podría ser Gráfico Acíclico Dirigido) o “Block Lattice” (que podría traducirse como “Enrejado de Bloques”).

Esta estructura determina que cada cuenta o dirección creada en la red, que por supuesto tenga un saldo en NANO, posea su propia cadena de bloques. De esta manera, el dueño de la dirección es el encargado de, con cada transacción que realiza, crear y agregar nuevos bloques a su propia cadena permitiendo el intercambio correcto y seguro entre usuarios, evitando la posterior validación de un minero o validador.

Cada nuevo bloque contiene únicamente una transacción, con un peso de apenas unos cuantos bytes, sumado a la simultaneidad de cadenas disponibles, a simple vista entendemos el por qué de la velocidad de la red.

NANO y su particular mecanismo de consenso

Tras semejante estructura de blockchain, tan particular e inusual, no podemos esperar de NANO un método de consenso común, si no algo especial, y, ¡spoiler alert!, el mecanismo no nos defraudará.

El mecanismo de consenso de la red denominado con las siglas ORV que vienen de Open Representative Votation (Votación Representativa Abierta) viene a ser otra particularidad destacable de la red.

Más allá de los dueños de cuentas o direcciones de NANO, a los que también podríamos llamar simplemente usuarios, nos encontramos con otro actor en la red denominado representante. La manera de alcanzar el consenso es por medio de su voto, ya que son los encargados de decidir sobre la validez de cada bloque individual compartido en la red. 

Estos representantes son elegidos por cada dueño de una cuenta de NANO, quienes únicamente ceden su poder de voto, sin comprometer sus NANO, sin tampoco bloquear su inmediata utilización y sin recibir compensación económica alguna.

De esta manera, el poder de voto que cada representante ostenta se relaciona directamente con la cantidad de NANO que poseen las cuentas que lo hayan designado.

Posteriormente a realizar la validación de cada bloque su siguiente tarea es enviar este resultado al resto de los nodos de la red que, por supuesto, es un sinónimo de representantes.
Es un hecho destacable, que los representantes no reciben ningún tipo de compensación económica por validar bloques, siendo su único incentivo velar por el buen funcionamiento de la red en la que son parte.

En caso de existir conflictos o controversias sobre una transacción, el método de resolución de conflictos es la simple votación por parte de todos los representantes que deberán decidir qué bloque es el válido y cuál deberá ser descartado.

 

 

NANO y sus tokenomics

Tras una haber visto la estructura tecnológica que da vida a la blockchain de NANO, es momento de centrarnos en su criptomoneda.

En cuanto a sus números, encontramos que el circulante total de NANO es 133.248.290, número que coincide con el supply o suministro total.

Con respecto a su precio, al día de la fecha es de US $4,95. Su máximo histórico se remonta al 02 de enero de 2018, día en el alcanzó una cotización US$ 33,69, mientras que su mínimo histórico se observó el ​​16 de julio del 2017, jornada en la que llegó a cotizar a US$ 0,02617900.

La última particularidad a destacar sobre NANO, que involucra directamente a sus tokenomics, fue el método elegido para el lanzamiento de su moneda. En lugar de recurrir a un mecanismo de moda, como lo fueron las ICO, decidieron que todas las monedas serían entregadas por medio de un “faucet” (que podría traducirse como grifo) que no requería ningún tipo de inversión para aquellos que desearan reclamar NANO. Simplemente completando un captcha, para demostrar que se trataba de un humano y así se evitar los ataques de bots, los usuarios pudieron hacerse de la totalidad de NANO emitidos. 

Al haberse emitido el supply total de este modo, se evidencia que la visión del proyecto es consistente desde un comienzo.

 

Función, filosofía y adopción

Tras la descripción de cada componente importante de NANO, queda claro que su propósito en el ecosistema es solucionar el problema, que puede observarse en redes como Bitcoin o Ethereum, de las transacciones costosas, que pueden llegar superar incluso el valor del monto a enviar. A este problema se suma la lentitud, incontables historias sobre transacciones aguardando en las distintas «mempools» por un minero que la considere económicamente atractiva conocemos. Y por último, algo que también preocupa al equipo es la sostenibilidad de los métodos de consenso y su costo medioambiental.

Queda claro que por medio de su mecanismo de consenso y estructura de datos, NANO soluciona estos problemas y enfoca su propósito en dar a sus usuarios una blockchain simple, extremadamente rápida y gratuita para enviar valor entre pares, sin la necesidad de intervención de un tercero.

En cuanto a su adopción, considero que, lejos de ser masiva, hoy en día es aceptable y depende de lograr concretar alianzas estratégicas con grandes empresas que precisen de las virtudes del sistema propuesto por NANO.

Y por último, sin dudas, la conexión con otras redes, está dentro de los puntos importantes a trabajar para avanzar en el camino de la adopción masiva.

banner compra bitcoin Bitnovo