¿Qué es la oferta inicial de recompensa (IBO)?

Qué es una oferta inicial de recompensa (IBO)
5 min read

«Para vencer al enemigo los hombres deben ser estimulados para el combate; para que haya atracción en vencer al enemigo debe haber recompensas y premios. Los prisioneros de guerra deben ser tratados con bondad para poder controlar al enemigo.»Sun Tzu, El Arte de la Guerra (Siglo V a.C.)

 

Como se ha sido sabido por milenios, los humanos nos movemos por incentivos. Antaño el profundo conocimiento de estos incentivos fue usado por estrategas militares. Hoy en día los usamos para diseñar protocolos descentralizados y modelos de negocio.

 

En 2017 estalló en popularidad una forma de lanzar nuevas criptomonedas al mercado, las famosas ICOs (ofertas iniciales de criptomonedas). Las ICOs fueron duramente criticadas por funcionar, en su mayoría, como sistemas Ponzi (estafas).

 

Por ese entonces también se acuñó el término IBO, del inglés Initial Bounty Offering. En este artículo vamos a hablar de este enfoque, basado en los incentivos, para lanzar un nuevo token.

Qué es una oferta inicial de recompensa (IBO)

¿Qué es la oferta inicial de recompensa?

La oferta inicial de recompensa o IBO es una forma de lanzar un token al mercado similar a las ICOs. La empresa u organización creadora, en vez vender los tokens, los ofrece a cambio de determinados servicios.

De esta forma los incentivos resultantes son más potentes. Los servicios a realizar tendrán relación con la propia empresa como veremos a continuación.

Sistemas de incentivos

Los incentivos son un concepto clave para entender el funcionamiento de los seres humanos y construir negocios y protocolos que tengan éxito. 

 

Un ejemplo paradigmático del efecto de los incentivos fue la introducción de la normativa de los cinturones de seguridad. Paradójicamente, tras ella, el número de accidentes aumentó (aunque el número de fallecidos se redujo). Al tener un elemento de seguridad, el incentivo a ser más cuidadoso se redujo. 

 

Otro ejemplo de manual de incentivos es el propio Bitcoin, donde los mineros están incentivados a buscar lo mejor para Bitcoin en vez de atacarlo. Como consecuencia los holders de Bitcoin también tienen incentivos a contribuir en la mejora de la criptomoneda.

 

Similarmente los «bug bounties» buscan desincentivar los ataques informáticos. Son llevados a cabo por grandes empresas tecnológicas y, ahora, también en criptomonedas. En ellos se recompensa monetariamente a quien descubra errores en el código o bugs.

 

Los incentivos son también una parte fundamental para que una DAO o protocolo DeFi pueda tener éxito. En liquidity mining, por ejemplo, los liquidity providers son recompensados con el token del protocolo que les reporta beneficios (como recompensas adicionales por bloquear las monedas).

Incentivos de las IBOs

De la misma forma, el enfoque de las IBOs trata de alinear los incentivos de los usuarios con el proyecto en que se basa el token. En vez de gastar dinero para comprar el token, los usuarios podrán obtenerlo sin coste monetario (o con descuento) a cambio de servicios valiosos.

 

Estos servicios pueden ser de traducción, marketing, desarrollo de negocio o recursos humanos. Pero este tipo de recursos no pueden verificarse por una blockchain, y será la organización centralizada detrás del proyecto la que los remunere.

 

En las IBOs los holders del token se han involucrado más activamente que en las ICOs. Por lo tanto, habrían desarrollado más afinidad. El hecho de que los holders de la moneda estén emocionalmente invertidos podría aumentar la probabilidad de éxito del proyecto.

Qué es una oferta inicial de recompensa (IBO)

Satoshi y Sun Tzu

La verdad es que el término IBO no es ni por asomo tan usado y conocido como el de ICO. En general, cualquier sistema de incentivos como el de los protocolos DeFi bien puede entrar en esta categoría (con recompensas distribuidas de forma descentralizada con el token de gobernanza).

 

Quizá el término quede en completo desuso, pero la idea general, consistente en alinear incentivos, está más viva que nunca. Esta idea se puede encontrar en viejos tratados de estrategia como el de Sun Tzu, cuyo libro, «El Arte de la Guerra» se ha vuelto muy popular. 

 

Sun Tzu creó un tratado aplicable a los negocios modernos, aunque su intención era aplicarlo a la guerra. Satoshi Nakamoto también creó un tratado sobre incentivos con sus publicaciones en Internet, aunque su intención era crear dinero digital. ¡De seguro Satoshi será visto como un Sun Tzu moderno!

banner compra bitcoin Bitnovo