¿Qué es la Mempool?

Mempool
8 min read

Si eres usuario de Bitcoin, uno de los conceptos más importantes que debes conocer es la mempool de Bitcoin. Quizás no sepas de qué se trata, pero siempre que realizas una transacción con esta criptomoneda, esta herramienta interviene. Cuando realizamos una transacción en Bitcoin, las transacciones no son procesadas o confirmadas al momento. Al no ser procesadas de forma inmediata, estas transacciones se van almacenando de forma temporal en la mempool o lo que es igual, el pool de memoria de Bitcoin. 

 

La mempool tiene un objetivo principal y es el de hacer un buffer o sala de espera de transacciones. Cuando las transacciones llegan a esta sala son almacenadas hasta que los mineros empiecen a seleccionar las transacciones para que sean incluidas en el bloque que están solucionando. Este proceso es necesario para que finalmente las transacciones pasen de un estado no-confirmada a confirmada. En esta última fase la transacción se confirma con éxito y pasa a estar integrada en la cadena de bloques.

En este artículo te contaremos todo sobre la mempool, el por qué de su importancia y cómo funciona en Bitcoin.

¿Por qué es importante la Mempool?

Puede que una sala de espera para transacciones no te parezca del todo necesaria, pero lo es. Lo primero que debemos tener en cuenta es que Bitcoin funciona como una red de nodos conectados entre sí, unos con otros, todo ello dentro de un esquema P2P completamente descentralizado. En este mecanismo no existen servidores centrales que controlen todo. Esto ha llevado al sistema de Bitcoin a desarrollar mecanismos de protección contra distintos tipos de ataques.

Entre estos mecanismos se encuentra la creación de un esquema predecible de generación de bloque y para la confirmación de transacciones. En otras palabras, se trata de la capacidad de Bitcoin para generar bloques cada 10 minutos de media y de forma regular. El proceso de la creación de los bloques a intervalos de tiempo definidos es el responsable de que los mineros puedan realizar la minería de forma exitosa. Además, este proceso impide que determinadas operaciones pueden afectar de forma negativa a la red. Entre estas operaciones se encuentran la generación de transacciones inválidas en masa. Estas operaciones podrían acabar por bloquear la red e impediría a los usuarios usarla de forma libre.

 

La solución: una piscina de transacciones

Atendiendo a estos posibles problemas, la mejor solución aparente fue la creación y desarrollo de una mempool. Con la mempool funcionando, cada transacción que se crea y envía a la red, primero pasa por la sala de espera. Gracias a esta sala de espera la transacción nunca se perderá, simplemente estará en esta sala esperando a que un minero decida incluirla en su bloque. Con este sistema los usuarios de la red de Bitcoin pueden realizar las transacciones que quieran. El resto del trabajo lo hará la red. Esta simplemente las irá procesando con el paso del tiempo. En la red de Bitcoin se procesan unas 2100 transacciones cada 10 minutos, o lo que es lo mismo, cada vez que se genera un nuevo bloque. Así es como la mempool va acumulando grandes cantidades de transacciones, sin embargo, a pesar de estar acumuladas, la red no cesará su proceso.

Cabe destacar que este sistema no sería posible en situaciones como la de PayPal. En este sistema la centralización del mismo permite una gran rapidez en las transacciones, pero estas son susceptibles a momentos de alta demanda o ataques que generen una alta demanda de sus servidores centralizados.

Mempool

¿Cómo funciona la Mempool?

Como hemos mencionado anteriormente, la mempool se trata de un espacio de almacenamiento temporal donde esperan las transacciones de criptomonedas. En un principio, esta tarea es fácil de realizar. En el caso de Bitcoin, las funciones de una mempool están reguladas a través del BIP-35. Si no sabes qué es, un BIP se trata de un documento encargado de estandarizar determinados procedimientos o funciones dentro de la red de Bitcoin.

El funcionamiento de la Mempool se divide en 2 fases que describiremos a continuación:

Primera fase: Recepción de la transacción

En la primera fase, la mempool se encarga de recibir las transacciones que han sido generadas por los usuarios dentro de la red. Este se trata de un proceso relativamente sencillo, ya que no tomará más de 10 segundos en llevarse a cabo. Una vez haya culminado el primer paso, la transacción comenzará un largo proceso de confirmación. Para comenzar este proceso, la transacción debe transmitirse a la red para que esta la procese.

Ahora que conocemos el primer paso, debemos tener en cuenta que este proceso se lleva a cabo de forma masiva. La realidad es que cientos de miles de usuarios realizan este proceso al mismo tiempo y en un periodo de tiempo relativamente corto. Este gran número de transacciones genera un alto tráfico de transacciones en la red. Obviamente, este tráfico es controlado de forma eficiente y lo veremos en la siguiente fase.

En esta primera parte es donde la Mempool realiza su papel más importante, recibir todas las transacciones de la red. Todo este proceso se lleva a cabo con el objetivo de que las transacciones sean procesadas de forma efectiva por los mineros en su debido momento.

Mempool

Segunda fase: Acceso a las transacciones

En esta segunda fase, los mineros de la criptomoneda ven todas las transacciones que han sido realizadas por los usuarios de Bitcoin. Debemos recordar que todas y cada una de estas transacciones se encuentran en la sala de espera para ser procesadas.

Para elegir las transacciones, los mineros entran a la mempool y seleccionan las transacciones que quieran incluir en el siguiente bloque de la cadena. A medida que se van eligiendo transacciones, la mempool libera más espacio y la red se equilibra. Esto significa que mientras menos transacciones se encuentren almacenadas en la mempool habrá menos presión en la red y esto nos lleva a una mayor rapidez en las confirmaciones. Por esta razón, cuando una mempool está “llena”, las confirmaciones tardan más en llevarse a cabo.

El proceso de resolución de transacciones por los mineros es relativamente rápida. Sin embargo, los mineros tardarán más tiempo en confirmar su transacción cuando la mempool está llena de transacciones. Cuando esto sucede, los usuarios tienden a pagar más comisiones con el objetivo de que los mineros den más prioridad a su transacción. Mientras más comisión paga un usuario, más probabilidad tiene su transacción de ser elegida rápidamente.

banner compra bitcoin Bitnovo