¿Cómo minar LUNC, de Terra Classic?

T
Tiempo de lectura: 7 minutos

Tras su brutal caída y cuasi desaparición, la red de Terra dejó ser aquella blockchain que conocimos. El equipo detrás del proyecto, rápidamente desarrolló una nueva red y aquella que atestiguó el descalabro de mayo, fue renombrada como Terra Classic y la antigua LUNA hoy es conocida como LUNC. En medio de estos cambios de nominación, mucha gente se pregunta si es posible minar LUNC.

Si bien muchas cosas se han modificado, la manera en la cual cada nueva unidad de LUNC llega a la red de Terra Classic, continúa siendo la misma que supo ser. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta que titula este artículo, es un rotundo no.

Con el objetivo de eliminar toda duda, sobre de una red rodeada de incertidumbres, aprenderemos como es que cada nueva unidad de LUNC arriba al cripto-mercado y repasaremos cuáles han sido los cambios más notorios en Terra Classic.

¿Por qué no es posible minar LUNC?

Tal como ya hemos visto en otros artículos de nuestro blog, la minería de criptomonedas  es el proceso por el cual, nuevas unidades de monedas nativas son creadas en aquellas redes que se organizan en base al consenso de Proof of Work. Contamos con Bitcoin como el ejemplo con mayor difusión, el cual se encargó de establecer una línea que ha sido recorrida por una gran cantidad de proyectos basados en tecnología blockchain.

Sin embargo, desde sus inicios, la red de Terra ha elegido el camino contrario. Continuando con una de sus tantas características heredadas, la re-bautizada Terra Classic, logra arribar a un consenso entre sus participantes de la misma, por medio del sistema de Proof of Stake. Es a causa de este sistema, que no es posible minar LUNC, así como con anterioridad no era posible minar LUNA.

En este tipo de método de consenso, los mineros son reemplazados por validadores, quienes a cambio de un depósito que actúa como garantía, participan en una especie de lotería cuyo premio es ser seleccionado para minar el bloque siguiente de la blockchain. Generalmente, en este bloque, el validador incluye una transacción por medio de la cual se envía a sí mismo una cantidad determinada de monedas nativas de la red y así es como estas son emitidas. Es evidente, que más allá de sus diferencias, que nos llevan a la imposibilidad de minar LUNC, este método posee grandes similitudes con aquel que nació de la mano de Bitcoin.

De todas maneras, la red de Terra Classic, se destaca por tener un método completamente diverso de crear nuevas unidades de su moneda nativa, LUNC. Veamos que proceso estoy hablando.

 

 LUNC, ¿una moneda nativa más?

Para comprender cómo es que nuevas unidades de LUNC son creadas, debemos primero, conocer su intrínseca relación, con la segunda moneda nativa de la red de Terra Classic. Me estoy refiriendo, nada más y nada menos, que a la famosa UST, una moneda estable algorítmica, cuyo nombre ha virado a USTC, donde la “C” agregada representa la palabra Classic.

Las monedas nativas de una red con el consenso de Proof of Stake, generalmente cumplen las siguientes funciones:

  • Seguridad de la red
  • Recompensas de validadores y delegadores

Pero LUNC, desde su nacimiento ha cumplido una función extra:

  • Absorber la volatilidad de USTC

¿Qué quiero decir con esto último? Se trata del mecanismo de quema que equilibra la relación entre LUNC y UST, a través del cual se emiten y quemas ambas monedas. Pasemos a conocerlo.

 

¿Como minar Terra Classic (LUNC)?
LUNC, el token nativo de la red de Terra que no es factible de ser minado

 

¿Cuál es la función principal de LUNC?

Cada nueva unidad de USTC que se crea, proviene del mecanismo que da vida a la red. En simples palabras, USTC es una moneda estable algorítmica y para crearla, es necesario quemar la misma cantidad, calculada en dólares, de LUNC.  

Entendamos este proceso con un ejemplo. Supongamos que LUNC, cotiza a un dólar, para crear 1 USTC, suponiendo que este también vale un dólar, será necesario quemar una unidad de LUNC. En caso de que un usuario desee desprenderse de sus USTC, debe recurrir al proceso contrario, quemar las unidades de USTC que posea para obtener a cambio las LUNC que le correspondan.

En definitiva, este el método por el cual nuevas LUNC nacen. A diferencia de la mayoría de las redes, que producen nuevas cantidades de sus monedas nativas para recompensar a validadores y quienes delegan con ellos, en Terra las recompensas provienen de las comisiones de la red.

Por lo tanto, un algoritmo que reacciona a la oferta y demanda del mercado por USTC, es el encargado de decidir cuándo es necesario crear nuevas LUNC.

 

El rol fundamental del algoritmo de Terra Classic

Cumpliendo lo que podríamos definir cómo el papel más importante dentro del funcionamiento de la red, este algoritmo es encargado de controlar la oferta y la demanda de USTC. Y durante el plazo, nada despreciable, de unos dos años, logró sostener el valor de esta moneda estable, algorítmica en torno al dólar.

Evidentemente, hoy sabemos que luego de este plazo, el mecanismo no fue capaz de contener un éxodo masivo de la red. Al día de la fecha de escritura de este artículo, LUNC cotiza apenas unos $0,00024, cuando en su momento de mayor popularidad alcanzó los $119,5. Mientras tanto, la paridad de USTC con el dólar, fue pérdida y hoy naufraga por los 0,03 centavos de dólar.

¿Quieres saber que fue lo que pasó? Te lo cuento a continuación.

 

La catástrofe lunática

Es necesario destacar, que no fueron pocos los analistas del mercado que advirtieron que LUNC, podía llegar a caer en, lo que se denominó, la espiral de la muerte. Este concepto, englobaba la siguiente hipótesis:

  • ¿Qué sucederá con el supply y, por ende, con el precio de LUNC, si de un instante al otro, el mercado decide desprenderse de sus USTC?

La respuesta de estos analistas, que la realidad se encargó de probar como cierta, era que el supply de LUNC iba a crecer de modo desmesurado y su precio a descender hasta niveles jamás antes vistos. Mientras tanto, USTC perdería su paridad por completo con el dólar, generando una catástrofe irrecuperable.

Conociendo los hechos que tuvieron lugar en mayo del corriente, sabemos que todas y cada una de estas terroríficas predicciones, se materializaron en lo que resultó uno de los mayores impactos en el mercado de las criptomonedas.

El supply de LUNA, creció desde sus mínimos de 346 millones a un desmesurado total de 6.900 millones de unidades. Para hacernos una idea más gráfica, la cantidad de LUNC disponible en el mercado se multiplicó por 20. Desde luego, el mecanismo de quema no soportó la presión de venta de USTC y el supply de LUNA fue quién soportó esta, literal, corrida cambiaria.

Toda esta explicación nos lleva a una lógica pregunta, que a continuación intentaré, de modo objetivo, responder.

 

 ¿Será posible recuperar el terreno perdido?

El estado de situación actual, nos regala las pautas para creer, con cierta seguridad, que no será posible ver un retorno de LUNC a sus épocas de gloria. En primer lugar, las previsiones económicas, según las cuales se estableció este sistema, se probaron equivocadas, a la luz del relato de la sección anterior. Por lo tanto, más allá de las gravísimas perdidas financieras, la confianza en el equipo que construyó la red, hoy en día, es cuasi nula.

En segundo lugar, este equipo, maltrecho y persiguiendo una solución veloz, se enfocó en construir una nueva red, llamada Terra 2.0, con una moneda nativa llamada LUNA, con un mecanismo de Proof of Stake básico y sin el famoso UST. Esta situación generó que la red de Terra Classic, quedará, sin ánimos de exagerar, a su propia suerte.

Debido al fuerte riesgo que implica, el resto de las cadenas del ecosistema de Cosmos, han cerrado los puentes que las conectaban con Terra Classic. Esta medida responde al inminente peligro de ataques de gobernanza que esta red puede sufrir. En pocas palabras, con una cantidad de dinero, que no llega a ser exorbitante, en comparación a las posibles ganancias, un validador de la red podría adquirir la mayoría necesaria, en cantidad de LUNC y manipular la red.

Haciendo, a un lado, los argumentos vertidos con anterioridad, la cantidad de LUNC que debería quemarse para retornar a los niveles previos a la catástrofe, nos obligan a pensar en que se trata de una epopeya imposible. A la par del gran supply, existe la contra-cara de USTC, la moneda estable que perdió su paridad con el dólar por más de 0,97 centavos.

Sin embargo, existen aquellos que no pierden las esperanzas.

 

Los «lunáticos» que aún no bajan los brazos

No obstante los análisis, recientemente esgrimidos, nos encontramos aún con grupos de “lunáticos” que llevan adelante campañas, generalmente vía Twitter, invitando a la gente a quemar LUNC, para reducir su supply y de este modo aumentar su cotización.

Si bien, no podemos negar que es sumamente probable que existan partícipes de este tipo de campaña, bienintencionados, lamentablemente se han reportado todo tipo de estafas. Incluso, se ha llegado a estafar a incautos usuarios, insinuando que existe la posibilidad de minar LUNC. Razón por la cual, nos volcamos a desterrar toda duda mediante el presente artículo.

No han sido pocos, los eventos esporádicos, en los cuales de la noche a la mañana LUNC ha visto crecer su precio en más de un 100%. De todos modos, la lucha por la gloria pasada, se presenta como una batalla perdida previo a su disputa.

 

¿Como minar Terra Classic (LUNC)?
¿Podrá LUNC, tras su cambio de nombre, recuperar su gloria?

Conclusión

La respuesta corta a la pregunta que da lugar a este artículo, es que no es posible minar LUNC. Sin embargo, tras la lectura completa, de haber logrado mi objetivo, tienes en claro que es lo que sucedió en Terra Classic y una humilde estimación de lo que puede llegar a suceder en el futuro.

Definitivamente, el ecosistema cripto, que apenas se encuentra buscando su forma, nos ha regalado emociones extremas a lo largo de este año. Es interesante, entender cómo, las distintas herramientas que se han desarrollado, se desempeñan en situaciones límites.

La catástrofe de la red de Terra Classic, no solo impactó de lleno en la economía, la confianza y el ánimo de todos los involucrados, sino también en un modo de hacer las cosas. Las monedas estables algorítmicas siguen fracasando una a una.

Sin embargo, las mayores enseñanzas de esta tragedia, es que nada puede darse por sentado en este mundo y que construir y ser un líder positivo, implican dejar a un lado la arrogancia y la prepotencia, para dar lugar a la escucha activa y a la colaboración mutua. Definitivamente, si de cada crisis que enfrentamos aprendemos y evolucionamos, el sufrimiento habrá valido la pena.


Deja un comentario
La dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *