¿Qué es un Utility Token?

¿Qué es un Utility Token?
4 min read

Hoy hablaré sobre qué es un Utility Token y en qué se diferencia del resto de los token, de esta manera podrás entender qué finalidad o valor tiene cada uno de ellos.

Pero antes de entender qué es un utility token sería bueno resumir en algunas líneas qué es un token como concepto general:

Un token es un objeto con un valor dado sólo dentro de un contexto. ¿El ejemplo más claro? Las fichas de los casinos. Estas fichas son piezas de plástico que no valen nada fuera de las paredes del casino, es precisamente en este contexto donde se acuerda su valor y acaban siendo la representación de algo.”

Existen diferentes tipos de tokens pero todos representan algo en un ecosistema particular. Pueden representar valor, créditos, derecho a voto, o lo que sea.

Ahora que tenemos más claro qué significa un token hablemos de qué es un Utility Token.

Utility Token

En el caso de un Utility Token o Token de Utilidad es un token que no tiene como objetivo principal generar expectativas de obtener beneficios económicos. Está orientado a ofrecer una utilidad concreta en una plataforma o aplicación, que dan derechos al uso de ciertos productos o servicios.

Un buen ejemplo es el token BAT (Basic Attention Token), que sirve para acceder a varios servicios que brinda el proyecto. Entre otras cosas, se puede ofrecer como recompensa para premiar a creadores de contenido mientras se utiliza el navegador Brave (ej. si te gusta un tweet puedes dejarle propina en BAT).

¿Qué es un Utility Token?

El utility token y su uso en las ICO

Estos tipos de token también han sido utilizados en muchas ocasiones para obtener financiación para un nuevo proyecto o desarrollo en las llamadas Ofertas Iniciales de Moneda o ICO (Initial Coin Offering).

Las personas que quieren lanzar un nuevo negocio o proyecto ofrecen tokens de utilidad a los usuarios que inviertan en él con anterioridad al lanzamiento.

Entonces ambas partes salen beneficiadas, por un lado la empresa consigue recaudar más dinero para el lanzamiento y los usuarios consiguen grandes beneficios futuros post lanzamiento.

Por ejemplo, Filecoin recaudó 257 millones de dólares a través de una ICO que post lanzamiento permitió que los propietarios del token puedan acceder a su plataforma descentralizada de almacenamiento en la nube.

Problemas y desafíos de los utility tokens

Es cierto que un Utility Token es un excelente recurso para conseguir financiamiento para diversos tipos de proyectos pero esto también conlleva un riesgo que en muchos casos puede ser desmedido.

Así fue durante el boom de las ICO en el año 2017, donde cualquier proyecto lanzaba su propia Oferta Inicial de Moneda para conseguir financiación y los usuarios invertían en casi todo lo que veían.

Muchos de estos proyectos prometían cumplir objetivos inalcanzables o carecían de la regulación suficiente. Así, muchas personas se vieron expuestas a perder parte de sus inversiones por negligencia o porque los proyectos no llegaban a recaudar la cifra necesaria para iniciarse.

Los problemas principales de los utility tokens pueden resumirse en 5 puntos.

– Si el proyecto no funciona, los tokens pierden todo su valor.
– No incentivan la adopción de las criptomonedas
– No existe un “mecanismo natural” que permitan incrementar el valor de un token.
– Existen proyectos que no alcanzan a financiarse y los inversores pierden sus aportes.
– En muchos casos los creadores de los proyectos tienen un poder excesivamente centralizado sobre los tokens y toman decisiones de manera autoritaria.

En Bitnovo también puedes comprar algunos utility tokens, como por ejemplo chiliZ ($CHZ) que es un token de utilidad ERC20 en la Blockchain de Ethereum y sirve como moneda digital dentro de las plataformas de chiliZ y Socios.com