¿Qué es Arrow Glacier de Ethereum? Retrasando la bomba de dificultad

M
Tiempo de lectura: 4 minutos

Si eres uno de los usuarios interesados en Ethereum, seguramente hayas escuchado hablar sobre la actualización de Arrow Glacier. Dicha actualización fue implementada en el número de bloque 13,773,000, el 9 de diciembre de 2021. En este artículo te contaremos todo sobre qué es y cómo funciona esta actualización, pero primero haremos una breve introducción a la red de Ethereum.

Si eres un nuevo usuario o no estás informado sobre qué es Ethereum, lo primero que debes saber es que se trata de una plataforma diseñada para permitir ofrecer a sus usuarios una gran variedad de funciones. Esta plataforma emplea DApps y contratos inteligentes para su funcionamiento. En pocas palabras, la red de Ethereum sigue el modelo descentralizado de Bitcoin, pero se diferencia en que ofrece innumerables servicios y posibilidades. La plataforma de Ethereum se describe a sí misma como un ordenador mundial que cuenta con numerosos nodos y emplea varios lenguajes de programación. Por ejemplo, para escribir los smart contracts se utiliza el lenguaje especializado conocido como Solidity.

Para mejorar esta red, se han ido implementando algunas actualizaciones desde su lanzamiento, sin embargo, algunas destacan más que otras y ese es el caso de la actualización Arrow Glacier. Es una mejora bastante sencilla que se centra en retrasar la bomba de dificultad de la red. De este modo se facilita a los desarrolladores más tiempo para el lanzamiento de la red de Ethereum 2.0. Intentar extender la bomba de tiempo de Ethereum es algo habitual en sus actualizaciones. En un principio, esta actualización debía hacerse en diciembre del año 2021, sin embargo, tras el hard fork London se ha retrasado, aunque está muy cerca.

Si observamos detalladamente la actualización de Arrow Glacier encontraremos grandes similitudes con la actualización previa de enero de 2020, llamada Muir Glacier. Esta actualización también destacó por retrasar la bomba de tiempo. Lo que ambas tienen en común es que las dos contienen un Ethereum Improvement Proposal o EIP. Este elemento se emplea para postergar la «era de hielo». Cabe destacar que estas no han sido las únicas actualizaciones de este tipo, las actualizaciones Constantinople, Byzantium y London también incluyeron extensiones de la bomba de dificultad.

 

¿Qué es la bomba de dificultad de Ethereum?

Una de las principales características de la cadena de bloques de Ethereum es que esta emplea un mecanismo de consenso llamado Proof of Work (PoW). Este mecanismo lleva a que, los usuarios que validan las transacciones, empleen la potencia computacional para resolver problemas matemáticos. Como todo, este proceso tiene un coste en la creación de consenso. De este modo se protege a la red de ataques y usuarios con malas intenciones.

Para lograr este funcionamiento, en Ethereum se incluyó una bomba de dificultad. Con “bomba de dificultad” nos referimos a la creciente complejidad de los problemas matemáticos en el algoritmo de minería de prueba de trabajo de la red de Ethereum. Mientras más difíciles se vuelven estos cálculos, se producen tiempos de bloqueo más largos de que estamos acostumbrados y las recompensas para los mineros irán disminuyendo. Esta bomba se encarga de ir incrementando la dificultad de los problemas matemáticos de forma gradual. Esto lleva a que cada vez resulte más costoso minar un bloque con éxito.

Como todas las bombas, en el futuro esta acabará “explotando”. La explosión provocará que resulte prácticamente imposible validar transacciones y agregar nuevos bloques. Tras este suceso, la minería de la cadena de bloques de Ethereum se volverá realmente costosa. A simple vista parece no tener sentido implementar esta bomba, sin embargo, se implementó por dos razones muy importantes; para ayudar a motivar el desarrollo de Ethereum 2.0 y la transición al modelo Proof of Stake (PoS) y el segundo motivo fue para obligar a los mineros a implementar la actualización que da paso a la nueva cadena de bloques PoS, todo ello teniendo en cuenta que no podrán seguir minando Ether (ETH) en la antigua versión PoW de Ethereum. De este modo se evita la creación de dos redes Ethereum que entren en conflicto como resultado de un hard fork.

 

Arrow-Glacier-de-Ethereum

¿Qué significa EIP?

Como hemos mencionado en uno de los apartados anteriores, las siglas EIP significan Ethereum Improvement Proposal. Un EIP cuenta con la capacidad de proponer cualquier mejora o cambio en la red de Ethereum. Cualquier usuario tiene la capacidad de crear un EIP. Este será revisado por la comunidad Ethereum, que está formada por un consejo de editores y los desarrolladores de Ethereum.

Para que un EIP sea incluido en una actualización, este debe atravesar el proceso de aprobación y superarlo con éxito. Cada EIP cuenta con unos requisitos técnicos para un cambio específico dependiendo del formato de EIP en concreto. Cabe destacar que la actualización Arrow Glacier contiene solamente un EIP, que se trata del EIP-4345. Este EIP cuenta con un único objetivo que es el de extender el plazo antes de la era de hielo de la minería en Ethereum.

 

¿Qué consecuencias tendrá la nueva actualización?

Nosotros como usuarios estándares de la red no notaremos cambios notorios. Esto se debe a que los tiempos de confirmación de la red se han mantenido constantes (aproximadamente unos 13 segundos) durante el último año. Por otro lado, si eres un minero o nodo, sí que notarás la diferencia, sobre todo por el hecho de que deberás actualizar tu cliente de Ethereum a la última versión. En caso de no hacerlo, el cliente apuntará al fork antiguo de Ethereum, que ya no contará con el soporte oficial de la comunidad.

A pesar de que la actualización de Arrow Glacier es bastante pequeña, es muy importante. Sin ella, la red tendría un alto coste de minería y sería muy lenta de utilizar. Además, es una actualización bastante emocionante para la comunidad Ethereum.


Deja un comentario
La dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *