Estándares de NFT en Ethereum

T
Tiempo de lectura: 5 minutos

El espíritu open-source de colaboración mutua y contribuir hacia un mismo fin que domina los ánimos detrás de la red, capaz de soportar contratos inteligentes, más importante del ecosistema cripto, se materializa en la creación de los estándares de NFT de Ethereum.

Mediante su creación, desarrolladores abocados al bien común, determinan pautas generales para crear en esta blockchain. Es así que contamos en Ethereum, con estándar varios a la hora de poblar la red con tokens, aplicaciones y contratos inteligentes.

En el día de hoy, nuestro foco estará en aquellos estándares utilizados en el vibrante mundo de los NFT. Repasaremos los tres más importantes, y descubriéndolos, entenderemos como Ethereum se organiza y evoluciona.

 

¿Qué es un estándar de NFT de Ethereum?

A la hora de definir a Ethereum, contamos con una infinidad modos, sumamente diversos entre sí, de enfrentar esta tarea. Ciñéndonos al artículo que hoy nos convoca, podemos decir que:

  • Ethereum es un estándar, dentro del ecosistema blockchain, que se encarga de crear estándares con el fin de facilitar su autodesarrollo y su seguridad

Esta, quizás, manera alternativa de definir a esta blockchain, guarda relación con el famoso trilema cripto, así como también con el objetivo primigenio de Ethereum. Por un lado, el “trilémico”, Ethereum persigue tres factores:

  • Seguridad
  • Escalabilidad
  • Descentralización

Se trata de tres conceptos, que revisten la misma importancia y deben ser tenidos en cuenta por igual, a la hora de desarrollar la red. De este modo, cada vez que se enfocan los esfuerzos sobre uno de ellos, resulta un mandamiento no actuar en detrimento de los otros dos. Los estándares de desarrollo, se focalizan sobre la seguridad de la red.

A través de la creación de estándares, tales como ERC-721 o ERC-20, la comunidad provee a los desarrolladores un ejemplo seguro y auditado de crear en Ethereum. Por otro lado, el objetivo de Ethereum es:

  • Convertirse en la computadora mundial

Los estándares, que hoy repasaremos, permiten que los creadores de aplicaciones de la red, sepan qué tipos de tokens se encontrarán del otro lado. En este sentido, la interacción dentro de la red, se simplifica y Ethereum crece con paso firme.

Ahora sí, analicemos los tres tipos de estándares de NFT, que existen.

 

ERC721, el primer estándar de NFT

El estándar ERC-721, es aquel que nos permite generar, de modo seguro y relativamente simple, uno NFT en la red de Ethereum. Adaptando estos contratos, previamente auditados por Ethereum Foundation o compañías del renombre de Open Zeppelin, a nuestras propias necesidades, podremos crear NFT que respondan a nuestros designios.

Respetando las bases del estándar ERC-721, nuestras creaciones serán compatibles con la mayor parte, por no decir todas, las aplicaciones descentralizadas existentes en la red.

¿Qué funcionalidades nos provee este estándar? Un token que será intercambiable por otros, así como también inviable a través de la blockchain, pero poseerá características únicas e irrepetibles que lo harán escaso y no fungible. Características, estas últimas, que han llevado a los NFT o ERC-721 en la cadena de bloques de Ethereum a cumplir el rol de coleccionables. 

Fue allá por enero del 2018, cuando el póker compuesto por William Entriken, Dieter Shirley, Jacob Evans y Nastassia Sachs propuso el estándar ERC-721. Su aporte dio rienda suelta a un pujante ecosistema de NFT, que llegó a sorprender al propio Vitalik Buterin.

 

Estándares de NFT en Ethereum
El estándar ERC721, desarrollado por Dieter Shirley, ha sido el responsable de “la fiebre de los NFT”

 

ERC-1155, combinando estándares

Al analizar este estándar, nos topamos con un ejemplo real de aquella famosa frase que reza:

En la unión, está la fuerza

El estándar ERC-1155 surge de la combinación de dos conceptos diversos a la hora de crear en la red de Ethereum. Por un lado, tenemos el concepto de token no fungible, contenido dentro del estándar ERC-721 y por el otro, el concepto de tokens fungibles, nacido de la mano del estándar ERC-20. Lo que nos facilita este estándar, es la creación de, en un solo contrato inteligente, distintos NFT con las mismas características. 

Veamos un ejemplo. Por medio del estándar ERC-1155, podríamos dar vida a una colección de NFTs para un juego blockchain. En el mismo, quizás necesitemos contar con un NFT con un mismo personaje y un mismo accesorio, pero que se distinga por su número de ID. Entonces, este estándar nos permite crear varios NFT, con imágenes de este mismo personaje con el mismo accesorio, pero cada uno poseería un ID diferente.

Quizás, este ejemplo no te sorprenda, pero lo valioso de este estándar viene a colación que, de haberlos creado con ERC-721, al tratarse de la misma imagen con el mismo accesorio, estos serían imposibles de distinguir.

En este sentido, el estándar ERC-1155 le agrega «fungibilidad» a los NFT, ya que cualquiera de estos NFT, en los que solo varía el número de ID, serían intercambiable entre sí. Es así que, los tokens creados bajo este estándar, son útiles a la hora de crear juegos blockchain, mientras que los tokens creados gracias al ERC-721, siguen siendo perfectos para desarrollar coleccionables.

Por último, es necesario mencionar, que enviar un token ERC-1155 a través de la red de Ethereum es sumamente menos costoso que enviar uno del tipo ERC-721. Esta característica los empuja una vez más a ser el estándar adecuado para los juegos blockchain.

 

ERC-2309, modificando el estándar original

Aquí nos topamos con un estándar que fue creado con el objetivo de crear un problema específico, nacido desde el seno de la comunidad NFT de Ethereum. El famoso estándar ERC-721, cuenta con una limitación. A la hora de crear un token no fungible por a través de este estándar, solo podemos crear uno por vez. ¿Qué problemas acarrea esta limitación? Podemos decir que dos:

  • Necesidad de repetir el proceso por cada NFT que creemos
  • Por cada uno de ellos que creemos, deberemos abonar una transacción

Si bien, el primer punto puede solucionarse por medio de herramientas informáticas diseñadas para suplir al ser humano, a la hora de realizar tareas automáticas, el segundo punto reviste un contrapunto económico irresuelto.

Sin embargo, gracias al desarrollo del estándar ERC-2309, hoy en día podemos crear múltiples tokens bajo el estándar ERC-721 en un solo movimiento. Esto nos permite, no solo ahorrarnos aquellas tediosas y repetitivas tareas, sino también salvar una gran cantidad de dinero en “fees” de la red de Ethereum

De todos modos, es destacable mencionar, que el envío de los tokens creados bajo el mencionado estándar, comparten los costos de aquellos creados bajo el diseño de los ERC-721.

 

Estándares de NFT en Ethereum
ERC1115, la evolución natural de los estándares ERC20 y ERC721, que los contiene a ambos

Palabras finales

Me toca cerrar este artículo, tal como lo he hecho en otras ocasiones, resaltando el poder de generar soluciones para sus propias limitaciones, que el cripto-mundo posee. Evidentemente, Ethereum, y por consecuencia el ecosistema blockchain como un todo, está centrado en su autogestión, protección y crecimiento.

Los tres estándares, que hoy he tenido el gusto de presentarte, cumplen funciones específicas y complementarias que facilitan la experiencia de todos. Desde desarrolladores hasta usuarios, cada uno de los que utilizamos la red, nos beneficiamos con estas estandarizaciones.

El futuro de un ecosistema, que trabaja bajo estas premisas, se augura, cuanto menos interesante. No queda ya duda alguna, que la comunidad de Ethereum continuará trabajando en pos de mejorar día a día esta blockchain y elevar al máximo su estándar de excelencia.


Deja un comentario
La dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *