¿Qué es y cómo funciona un Flash Crash?

FLASH CRASH
9 min read

En el mundo de las criptomonedas es muy común estar pendientes de los gráficos, ese conjunto de líneas que nos muestran las subidas y bajadas. Uno de los fenómenos más interesantes que podemos encontrar en estos gráficos es el Flash Crash. En este artículo te contaremos todo sobre este término y sobre cómo funciona.

Durante estos últimos años el mercado ha variado notablemente cambiando aspectos importantes de su funcionamiento. Esto se debe a nuevas tendencias como el trading de alta frecuencia o la tendencia especulativa de nuevos inversores. También intervienen otros factores como el crecimiento de los fondos de inversión, el avance tecnológico o la concentración en el mercado, aunque estos son solo algunos ejemplos.

Debido a los ejemplos anteriores, el mercado sufre cambios a medida que pasa el tiempo. Algunos cambios son incluso espontáneos. Por eso hoy nos centraremos en hablar sobre qué es un Flash Crash. Estos sucesos se están volviendo cada vez más comunes, sin embargo, muchos usuarios siguen sin entenderlo.

¿Cómo funciona un Flash Crash?

 

Un flash crash tiene lugar cuando el precio de un activo, en este caso, de una criptomoneda disminuye repentinamente en un período muy corto de tiempo para proseguir a recuperarse rápidamente. Cada inversor lo ve de una forma distinta, es decir, algunos inversores lo ven como una solución, y otros como una pérdida. En este proceso actúa lo que llamamos volatilidad.

La volatilidad es un concepto que vemos en todo momento, sobre todo en el mercado de las criptomonedas. Esto se debe a que la volatilidad influye directamente en el trading de criptomonedas. No obstante, a veces esta volatilidad se traduce en simples fluctuaciones de los precios de los activos. 

Por su parte un flash crash comienza y termina antes de que la mayoría de los inversores puedan darse cuenta de que este suceso ha tenido lugar. Esto se debe a que por lo general tiene una duración de pocos minutos o segundos.

Cuando este suceso tiene lugar, los activos afectados suelen recuperar la mayor parte del valor perdido de inmediato. Varían mucho en dependencia del tiempo que duren, pero por lo general se considera un extremo de lo que llamamos estallido de volatilidad. Sin embargo, la gran cantidad de dinero perdido por los inversores y las causas que han provocado estos sucesos sugieren algo más que un simple estallido de volatilidad.

 

Veámoslo de otra forma. Un flash crash es una variación notable y momentánea de los precios de un activo, pero no necesariamente significa un descenso y aumento en un precio, puede ser justo al contrario. Los precios pueden incrementarse rápidamente antes de volver a caer a su valor anterior. La mayoría de las veces es al contrario, pero debemos tenerlo en cuenta.

También podemos encontrar este suceso en comercios entre pares, es decir, si tenemos dos divisas y el precio de una cae en picado debido a un flash crash puede dar como resultado el aumento del precio de la otra divisa.

Para entender mejor a qué se debe un flash crash lo primero es conocer sus causas. A continuación veremos las más comunes y explicaremos cómo se originan.

 

FLASH CRASH

 

Causas de un Flash Crash

Existen muchas razones que pueden dar paso a este suceso en el mercado y los culpables pueden ser personas e incluso pueden ser los propios ordenadores.

Causas humanas

 

Muchas veces un flash crash se debe a un error humano. Muchas de las caídas han tenido que ver con algún tipo de trading accidental. Por ejemplo, imaginemos que somos un inversor o algún gestor que se dispone a realizar una compra-venta de criptomonedas. Puede darse el caso en el que a la hora de establecer el monto nos equivoquemos y añadamos un cero de más lo cual acabaría en una variación involuntaria en la transacción que puede afectar al precio del mercado. Este accidente es mucho más común de lo que nos imaginamos y se llama “error de dedo gordo”. No solo podemos equivocarnos al poner un 0 de más, también podemos establecer erróneamente el precio de compra o venta.

 

Existen otras razones humanas que influyen en un flash crash. Se trata de los intentos deliberados de muchos traders de manipular el mercado de criptomonedas a través de métodos fraudulentos e ilegales. Un ejemplo de ello es el método conocido como “falsificación” o “estratificación dinámica”. 

 

Esto tiene lugar cuando un usuario establece órdenes de venta de gran volumen a un precio completamente distinto del valor actual del mercado y a continuación cancela la orden antes de que el activo llegue al precio señalado en la misma. Dicha acción tiene como resultado la ilusión de que se está produciendo una gran venta y provoca que el resto de usuarios vendan sus criptomonedas por temor a una bajada en los precios.

 

Todas estas ventas repentinas provocan un gran desequilibrio entre las órdenes de venta y de compra provocando una amplificación en la caída. Claro está que el mismo usuario que provocó la venta masiva, ha establecido otra orden de compra por el mismo valor vendido a un precio mucho más bajo que el establecido por el mercado, pero nunca llega a vender mientras que, con trampas, logra comprar a un menor precio los activos.

 

Este desajuste, llevado a la gráfica que representaría un flash crash, se traduce en que el usuario compraría en la parte inferior del flash crash y después vendería el activo a un precio considerablemente alto después de la recuperación. De esta forma se obtienen grandes beneficios en cuestión de segundos.

Causas por ordenadores

 

En los últimos años, el papel de los ordenadores en el trading se ha incrementado notablemente y por ello se ha convertido en una de las causas principales de los flash crashes. En estas causas intervienen repetidas veces los fallos en el software. Estos fallos pueden provocar que los datos no se comuniquen correctamente entre las distintas bolsas y de esta forma se pueden aplicar precios inexactos en el valor de un activo.

 

Otra causa es el aumento del volumen de trading y, sobre todo, de trading de alta frecuencia en los últimos años. Para introducir un ordenador en el mundo del trading se necesita que este sea notablemente rápido y que se base en algoritmos pre programados. Estas programaciones algorítmicas preparan al ordenador para que sea capaz de vender o comprar los activos cuando el mercado varía ofreciendo beneficios o evitando las pérdidas.

 

Debido a estos ordenadores, en el caso de que tenga lugar una bajada en los precios se activan órdenes de venta que provocan otra bajada y así sucesivamente. No obstante, estos ordenadores también influyen en la recuperación de un flash crash al igual que en su caída. Esto se debe a que ante una bajada de precios, muchos ordenadores están programados para realizar compras masivas de activos lo cual provoca el aumento de los precios nuevamente y conduce a la recuperación del flash crash.

 

Cabe destacar que según algunas observaciones, un flash crash suelen ocurrir cuando hay un bajo volumen de trading. Esto se debe a que la liquidez es baja y el mercado se vuelve más manipulable, es decir, con unas pocas órdenes de alto volumen pueden verse afectados los precios.