El yuan digital desafía el poder de los Estados Unidos

Yuan digitale: cosa è e come funziona
9 min read

Yuan digital: qué es y cómo funciona la primera criptomoneda del estado

Puede parecer extraño que un país como China, que siempre ha adoptado un enfoque extremadamente duro en relación con la regulación de las criptomonedas, pueda hoy ser el primer país del mundo en lanzar su moneda digital.

Sin embargo, esto es precisamente lo que está sucediendo en estos meses y, como prueba de ello, algunas fuentes han informado de que el Gobierno chino, junto con el banco central y los demás bancos nacionales, habrían dado paso a los ensayos generales del lanzamiento de la moneda digital.

Las pruebas inauguradas por el China Construction Bank se centraron en el uso de un monedero diseñado específicamente para la moneda digital que se está lanzando.

Al parecer, los bancos están probando la cartera como un medio para facilitar las transferencias de dinero a gran escala junto con los pagos diarios, utilizando la moneda digital emitida por el banco central chino.

El yuan digital debería funcionar así: los consumidores y las empresas descargarán un monedero digital en su teléfono móvil y lo llenarán de dinero de su cuenta en un banco comercial. Así que usarán la moneda digital como dinero en efectivo para hacer y recibir pagos directamente de cualquiera que tenga una cartera digital.

¿Por qué China quiere tener su propia moneda digital?

Como ya hemos visto, el Yuan digital, o CEP (Digital Currency Electronic Payment), será la primera moneda digital del mundo emitida por un banco central y gestionada por un Estado.

El objetivo de China es utilizar el Yuhan para realizar las actividades normales bancarias como pagos, depósitos y retiros, con el el objetivo de sustituir los billetes y monedas en circulación.

¿Pero por qué China quiere tener su propia moneda digital?

Si retrocedemos en el tiempo recordaremos que en 2017 el gobierno chino había prohibido la emisión de monedas virtuales. Así que el lanzamiento de una moneda digital de propiedad estatal, anunciada por Xi Jinping el 25 de octubre de 2019, representa un claro cambio de posición que sigue los pasos del banco central chino que ya había anunciado la implementación de una nueva moneda digital que conviviría co su moneda, el renminbi, con el objetivo de combatir el blanqueo de capitales.

Así pues, la moneda digital, en la que el Gobierno chino trabaja desde 2014, se convertirá en primer lugar en un instrumento de control político y social en manos del Gobierno chino.

Además, con esta decisión estratégica, China tiene como objetivo utilizar su moneda virtual para aumentar su influencia geopolítica para luchar contra la hegemonía internacional del dólar.

Según el Banco Central de China, a corto plazo la moneda digital no se emitirá en grandes cantidades al público.

El banco central, que será el único emisor del yuan digitalizado, en una primera fase ofrecerá el dinero digital a los bancos comerciales y a otros operadores y posteriormente el público podrá transferir el dinero a sus cuentas bancarias a la versión digital del yuan y depositarlo en carteras electrónicas.

Cuáles son las diferencias entre el yuan digital y Bitcoin

El Gobierno chino nunca ha apoyado y sigue sin apoyar el anonimato de las criptomonedas.

Esto significa que el yuan digital no será capaz de ofrecer muchas de las mismas características de anonimato y privacidad que Bitcoin y otras altcoin poseen actualmente. 

A pesar de ello, el banco central chino ha prometido proteger la privacidad de los usuarios y ha declarado que la intención principal del DCEP es sustituir parte de la base monetaria china y el efectivo en circulación por la nueva moneda digital.

Además del factor privacidad, el yuan digital tiene otras diferencias importantes con respecto al Bitcoin y a otras criptomonedas existentes.

A diferencia de las criptomonedas, las monedas digitales emitidas por bancos centrales (CBDC) tienen su equivalente en el mundo real, o están respaldadas por el dinero físico que está sujeto a las regulaciones de cada país.

Poseer un Yuan digital, por lo tanto, es como tener yuan de papel, pero en el mundo virtual, se puede comprar en cualquier parte del mundo y su valor será tan estable como el yuan físico, que permanecerá en circulación.

La principal diferencia con otros tipos de monedas digitales es que sería emitida por la Reserva Federal (equivalente al banco central de los Estados Unidos) y no, por ejemplo, por plataformas que intercambian criptomonedas.

Una moneda del banco central tiene un emisor de confianza con un claro vínculo a su moneda legal y tiene una forma estable de valor.

¿Cuándo se lanzará la moneda digital soberana de China?

Aunque todavía no hay un calendario para el lanzamiento del yuan digital, como ya hemos mencionado, ya se han realizado pruebas en un grupo de ciudades con algunas carteras electrónicas y aplicaciones online. Probablemente esta repentina precipitación en tener que comenzar la fase de prueba se ha acentuado con la pandemia de Covid-19 pero también por el deseo de China de gestionar el cambio tecnológico y de imponer su soberanía.

Algunos informes afirman que el gobierno chino tiene planes claros para probar su oferta digital durante las Juegos Olímpicos de Invierno de Pekin 2022. Se trata, sin embargo, de declaraciones que aún no tienen fundamentos sólidos y tendremos que esperar un poco más para recibir noticias.

El proyecto de una moneda digital china es un desafío al poder del dólar

Yuan digitale sfida il potere del dollaro

Como ya se mencionó, el proyecto del yuan digital constituye para China un desafío al poder del dólar y una amenaza a la soberanía económica de los Estados Unidos.

En el último mes, varios informes han anunciado cómo la última oferta del Banco Popular de China podría potencialmente señalar el fin de la actual dominación del mercado del dólar estadounidense, así como interrumpir el mercado global de pagos, especialmente los que se caracterizan por una cierta lentitud, en comparación con las transacciones casi instantáneas de criptomonedas.

Si Estados Unidos no siguen los pasos de China, podrían quedarse atrás y esto explica por qué, mientras que China desarrolla una versión digital de su moneda, los Estados Unidos exploran el camino para la emisión de un dólar digital por la Federal Reserve.

Otros países como Canadá, Japón, Reino Unido, Suecia, Suiza y Banco Central Europeo analizan las ventajas y los riesgos de la creación de una moneda digital, regulada por los gobiernos y garantizada por las monedas de cada país.

En el último Foro de Davos, celebrado en enero en Suiza, la creación de una moneda digital fue uno de los temas principales, sobre todo porque China confirmó que el diseño de su yuan digital había sido finalizado.

Nadie quiere ser excluido de la carrera, ni mucho menos los Estados Unidos, que no quieren ceder espacio a China y poner en riesgo la histórica supremacía que ha tenido el dólar.