¿PUEDO COMPRAR UN VIAJE AL ESPACIO CON BITCOINS?



La respuesta es que ya lo han hecho. Los hermanos Winklevoss, de Winklevoss Capital, han usado sus bitcoins para comprar un viaje al espacio en Virgin Galactic (de Richard Branson).


Vemos como valientes empresarios, arriesgan sus mayores recursos humanos, su tiempo, su inteligencia, su extraordinaria energía y sus recursos económicos que han sido duramente ganados. Apostando por una infraestructura tecnológica independiente, para lograr lo que parecía inalcanzable, como lo hicieron muchos otros en generaciones pasadas como Colón, Marco Polo, Copérnico y un largo etcétera.

Cameron y Tyler Winklevoss, contemplan su viaje al espacio como una forma de apoyar esta nueva tecnología que puede cambiar nuestra forma de viajar a su vez comprada por otra nueva tecnología que también puede cambiar para siempre la forma en que realizamos transacciones.

Parece que Bitcoin y Virgin Galactic están escribiendo un nuevo capítulo en nuestro libro de historia. El Bitcoin representa la nueva era de sistemas financieros descentralizados, una moneda digital independiente y sin intermediarios. Y Virgin Galactic está creando la nueva era en el sistema de viajes de aeronaves, y suborbitales.

Estos billetes al espacio comprados con bitcoins, no son una mera experiencia, sino una apuesta a las inimaginables posibilidades del Bitcoin como protocolo financiero descentralizado y Virgin Galactic como protocolo del espacio suborbital.

Es imposible predecir el futuro, pero si tomamos la historia como indicador, no tenemos que mirar muy lejos para ver como los protocolos SMTP/IMAP, que nos dio el correo electrónico; HTTP, que nos dio la página web; y VoIP, que hizo aplicaciones como Skype posibles. Todos estos protocolos solo proporcionaron una plataforma para construir grandes ideas, y lo más significativo es que todos estos protocolos hicieron que todos los procesos anteriores fueran más rápidos, más baratos y más accesibles. Un correo electrónico gratuito e instantáneo, frente a una carta ordinaria en la oficina de Correos, una página web gratuita y accesible para todos frente a las antiguas Páginas Amarillas (¡eso sí que pesa ¡), y una llamada por Skype frente a las antiguas facturas de teléfono que daban miedo.

Pongamos como ejemplo ahora una transacción en bitcoins, por ejemplo, una donación para para una ayuda ante un desastre natural ocurrido en otro país tardaría días en llegar y tendría unos costes de transacción, a través de la red Bitcoin, se podría enviar de forma instantánea y gratuita.

Aunque reservar una asiento para volar al espacio requiere un depósito inicial de 250.000 $ y seguro que es una experiencia inolvidable, también es seguro que no está al alcance de todos los bolsillos, pero créeme, existen múltiples e innumerables cosas que puedes comprar con bitcoins y que seguro que te puedes permitir. 

Os dejamos con esta maravillosa canción de Frank Sinatra para que voléis a la luna ...¡y gratis! 



Fly me to the moon…