Bitcoin Halving (II): Qué es el halving y cuáles son sus consecuencias



Seguimos con nuestras entradas sobre el próximo Bitcoin Halving del 10 de julio para que todos aquellos que queréis comprar Bitcoins entendáis de forma sencilla esta peculiaridad del coinbase.

Si en la anterior entrada os decíamos que el halving es un fenómeno que hace que cada 210.000 bloques generados, la recompensa que reciben los mineros se reduzca a la mitad, en la entrada de hoy os explicaremos por qué se produce el halving y cuáles son las consecuencias que tiene.

Cuando en 2008 Satoshi Nakamoto publicó un artículo en la lista de criptografía de metzdowd.com donde describe el protocolo de la criptomoneda (el denominado White paper, llamado en realidad Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System), en él determinó que el ciclo de creación del Bitcoin duraría hasta 2140, cuando se alcanzarán los 21 millones de monedas en circulación, que es el límite de su producción.

¿Cómo frenar la producción de bitcoins para que se cumpla el ciclo en 2140, si cada vez las máquinas de procesamiento son más potentes y veloces? Hay dos sistemas que limitan esta producción. El primero, que ocurre cada 2016 bloques (cada 14 días aproximadamente), es el recálculo del objetivo de dificultad de la red. Esto quiere decir que si hay mucha gente "minando" o con equipos muy potentes, en 14 días la dificultad para lograr publicar un bloque subirá. Si por el contrario hay menos gente minando o con equipos menos potentes, esta dificultad bajará. ¿Para qué sirve este recálculo? Para mantener la frecuencia de 10 minutos aproximados de publicación de bloques en el blockchain (de esto hablábamos en la primera parte).

El segundo de estos sistemas, que entra en acción aproximadamente cada 4 años (o 210.000 bloques, lo que antes sucede), es el famoso Halving. Este suceso provoca que el número de bitcoins que se genera al publicar un bloque se "parta por la mitad" ("halves", en inglés, de aquí su nombre).

Por una parte, esta reducción compensa la capacidad de los nuevos equipos de minería, lo que supondría que la dificultad de la red de la cadena de bloques aumentase de forma exponencial por la participación de demasiados mineros en el proceso de minería atraída por las ganancias que genera la minería (recordemos que el minero es quien recibe las monedas producidas en el bloque). De manera que reducir la ganancia que genera cada bloque al minero que lo publica es una manera de "alejar" oportunistas y evitar que los bitcoins que se ganan sean más importantes que la generación de un bloque seguro y completamente verificado.

Por otra parte, la naturaleza deflaccionaria del bitcoin (similar a la del oro) provoca que el Halving sea estrictamente necesario e intrínseco a la naturaleza de nuestra criptomoneda favorita. Existe un número limitado de monedas que pueden ser creadas, igual que existe una cantidad de oro en el planeta. Cada bitcoin que se mina, igual que cada onza de oro, hace que conseguir el siguiente sea un poquito más difícil (dado que cada vez existen menos por crear, o en el caso del oro, por extraer). Gracias a las leyes de la oferta y la demanda, esto provoca que aunque la recompensa sea menor en cantidad de bitcoins, éstos se revaloricen en el tiempo.

Para poner un ejemplo fácil de comprender: antes del primer halving, los mineros recibían 50 btcs por bloque, que cotizaban a razón de 12'5$ por unidad. Esto es, por cada bloque minado, percibían bitcoins por valor de en torno a 625$. Actualmente, los mineros reciben 25 btcs por bloque minado, pero al valor actual de la criptomoneda (mientras se escriben estas líneas ronda los 735$, lo que supone unos 18.375$ cada bloque) podríamos decir que el minero ve multiplicadas sus ganancias por 30 si vendiese los bitcoins conforme los gana.

De esta forma, gracias a la deflación del Bitcoin, los mineros mantienen el interés por seguir publicando bloques, de manera que la dificultad de la red se mantiene relativamente estable y segura. El otro factor que provoca que los mineros no abandonen su tarea es que, al publicar un bloque, no sólo se recibe la recompensa que marca el coinbase, sino que además reciben las "comisiones" de las transacciones que contiene el bloque.

Con el paso de los años, el valor del bitcoin seguirá subiendo y la recompensa de coinbase seguirá cayendo en los sucesivos halvings, pero los mineros seguirán produciendo bloques porque esas comisiones seguirán existiendo (y si el tráfico de la red aumenta, cada vez habrá más transacciones en el bloque, y por tanto, mayor cobro de comisiones para los mineros).